Langostino: dispositivos de selectividad nuevamente en la mira de las autoridades

El Consejo Federal Pesquero le pidió al Inidep que exprese si considera necesario impulsar el uso del Disela II, Hargril o Arsel tras la suspensión normativa de 2016.

La problemática vinculada a la captura no deseada de merluza en la pesca objetivo de langostino se instaló en la agenda de la administración. Fueron aproximadamente unas 39 mil toneladas de hubbsi las obtenidas como by-catch durante el año pasado.

El dato lo aportó el Inidep durante el reciente encuentro que tuvo la Comisión de Seguimiento de la pesquería. Ahora, el Consejo Federal Pesquero le está pidiendo al instituto que se exprese sobre los dispositivos de selectividad, cuya obligatoriedad de uso cesó en 2016.

Por entonces, había sido el propio Inidep el que sugirió suspender la exigencia de los dispositivos de manera experimental, ya que consideraba oportuno analizar “los efectos reales” de la pesca incidental de especies acompañantes.

En rigor de verdad, la mayor parte de la flota no los venía utilizando porque las tripulaciones los consideran incómodos para maniobrar; pero en el terreno de la formalidad ahora el Consejo pretende que los investigadores se manifiesten.

“Ante la inminencia del inicio de la temporada de pesca de langostino y habiendo transcurrido tres años de la experiencia, se solicita al Inidep que remita los resultados y exprese si considera necesario continuar con la misma”, refleja el acta de la última reunión.

Menú de opciones y debate

Los especialistas habían adelantado que ya al comienzo de la temporada 2017 y 2018 se observaron altas abundancias de merluza y langostino, lo que indica que se solaparon ambos recursos, sobre todo hacia el cierre de la temporada.

La experiencia indica que a medida que avanza la zafra en aguas de jurisdicción nacional comienza a ser más relevante la captura de especies acompañantes, con la merluza común en el centro de la escena.

Recordemos que la Resolución 7/2010 del Consejo fue la que en principio determinó el uso obligatorio de los dispositivos de selectividad Disela II o Hargril para todos los buques arrastreros que se dirijan a langostino.

El menú de opciones incorporó luego al Arsel. El desarrollo de la firma Solimeno fue aceptado hace dos años mediante la Resolución 13/17. En cualquier caso, parece haber llegado el momento de rediscutir la aplicación de cualquiera de ellos.




pescare

No hay comentarios