Exportaciones frenadas a la espera de la quita de derechos

Hay pesqueras que demoran sus comercializaciones al exterior aguardando una definición sobre la eliminación de las retenciones para PyMEs. El anuncio lleva 20 días y no se ha dictado el decreto respectivo. Como contrapartida, ayer quintuplicaron de un plumazo una tasa de importaciones que afecta a la pesca en el ingreso de insumos.

El Gobierno Nacional anunció hace tres semanas que se instrumentaría una eliminación de los derechos de exportación para PyMEs que este año exporten hasta 50 millones de dólares y que además este año incrementen su volumen, respecto al año anterior. La medida causó una gran expectativa dentro del sector pesquero, porque tal como fue anunciada alcanzaba a un número importante de exportadoras del sector.

Había ciertas dudas respecto de la mecánica y metodología de su instrumentación, pero la mayoría de los referentes de la actividad pesquera, con cautela, valoraron que se avanzara en la quita de retenciones, ya que parecía ser una medida de fomento destinada a incrementar el volumen de exportaciones o el valor agregado de los productos.

Esa indefinición por parte del Ministerio de Hacienda de la Nación de traducir el anuncio en un instrumento de aplicación hizo que no pocas empresas pesqueras decidieran “parar” el próximo despacho al exterior, para poder incluir el mismo dentro del nuevo esquema “sin derechos de exportación”.

Algunos temen que las demoras obedezcan a presiones de grandes empresas exportadoras que no son alcanzadas por ese anuncio. Lo que inicialmente resultaba una medida auspiciosa para los exportadores, incluidas gran parte de las empresas pesqueras que exportan, han transcurrido tres semanas de indefiniciones por parte de las autoridades nacionales.

Empresas y cámaras del sector recurrieron al subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Manuel Bosch, para que les aporte precisiones sobre la medida impulsada por su gobierno, pero se excusó de no tener detalles, ni saber cómo se aplicaría; lo cual redunda en más desazón en el sector.

Mientras no se hace efectiva la quita o reducción de los derechos de exportación, ayer se conoció el decreto 332/2019, por medio del cual el gobierno nacional aumentó de 0,5% a 2,5% la tasa de estadística que deben tributar las mercaderías que ingresan al país. La medida fue publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Antes tenía un tope de 500 dólares y ahora prácticamente desaparecieron los topes para las importaciones mayores de 10 mil dólares. Además, incluyeron este gravamen para las importaciones temporales.

Esto tiene especial impacto dentro de la industria pesquera, ya que son numerosos los insumos que se importan, tanto para el armado de un buque, como elementos para la producción de las plantas de procesamiento.

El argumento de la Casa Rosada es equilibrar las cuentas públicas y reducir el déficit primario y cumplir con las metas del FMI, echando mano en este caso, a las importaciones. “En ese contexto, es necesario incrementar transitoriamente la alícuota de la tasa de estadística”, justifica el decreto. Vale recordar que este ítem fue implementado por la Ley Nº 23.664, promulgada en 1989, la cual dispuso que las mercaderías que se importasen o se exportasen abonarían en concepto de servicio de estadística una tasa del 3%. En 1991 esa tasa fue suprimida para las exportaciones por medio de un decreto de necesidad y urgencia. Y luego, en 1998, la tasa de estadística se redujo a 0,50%.

Si bien se dice que este aumento es temporal, con vigencia hasta el 31 de diciembre, son sobrados los ejemplos de medidas fiscales que tenían fecha de vencimiento y hoy siguen rigiendo ante la voracidad del déficit fiscal del Estado.


revistapuerto

No hay comentarios