Encontraron 4 mil cajones de pesca en Península Valdés


Por la magnitud del daño ambiental formalizan denuncias contra las pesqueras cuyas inscripciones aparecen en los cajones de plástico. Buscan que además de una sanción pecuniaria se mejoren las prácticas a bordo de los barcos, lo que requiere de responsabilidad social empresaria.

Aunque en principio parecieron hechos aislados y caídas accidentales de cajones de buques pesqueros que terminaban regados en las costas de Chubut, con el correr del tiempo y tras hacerse un amplio relevamiento de la zona costera del Área Natural Protegida Península Valdés, considerado Patrimonio de la Humanidad, se detectaron más de cuatro mil cajones de plástico.

El Gobierno de Chubut decidió avanzar en denuncias contra las empresas cuyos nombres y logos aparecen en ese material desechado en zona de pesca que luego termina en las costas. Las reclamaciones serían por la vía administrativa y civil, es que una denuncia penal no se puede iniciar sobre figuras jurídicas, sino que las acciones penales solo son posibles sobre personas físicas; excepto las previsiones de la Ley 27.401 vigente desde el año pasado, pero que establece la responsabilidad penal de las personas jurídicas privadas solo por delitos de corrupción.

Ergo, la provincia buscará aplicar sanciones pecuniarias y reclamos civiles, pero de fondo, la intención es que las empresas adopten comportamientos de mayor responsabilidad social y ambiental, ya que ninguna multa les moverá la aguja a las finanzas de las empresas en cuestión.

Un compromiso con el medio ambiente y la mejora de las prácticas a bordo requiere de un cambio cultural que va desde las empresas hasta de quienes toman las decisiones cotidianas a bordo de cada uno de los buques.

Con todo, más de 4.000 cajones de pesca fueron recolectados en las costas del Área Natural Protegida Península Valdés, a partir del plan de limpieza que están realizando desde hace más de un mes los ministerios de Turismo y Áreas Protegidas –que encabeza Néstor García– y de Ambiente y Desarrollo Sustentable. “Esta semana vamos a realizar las denuncias pertinentes con identificación de todos los cajones”, aseguró el Ministro García.

“Es indignante la cantidad de basura que tiran los barcos pesqueros en toda la costa. Se arman verdaderos basurales. El personal de la Subsecretaría de Conservación y Áreas Protegidas, los guardafaunas, Ambiente y propietarios de campos están haciendo un trabajo muy arduo”, indicó García.

“Tenemos la firme decisión de denunciar esta semana porque cada uno tiene que ser responsable de la basura que arroja. Hemos recolectado en distintas playas de Península Valdés y la zona de Punta Ninfas. Encontramos todo tipo de desechos de la industria pesquera, no sólo cajones”, señaló el Ministro.

El plan de limpieza comenzó en marzo y los trabajos fueron realizados en primer lugar en determinadas zonas que tienen presencia sólo temporal de aves y mamíferos marinos durante estos meses.

“Nos estamos haciendo cargo de una tarea que no nos corresponde, porque no debería haber basura de la pesca en ningún lado. Así como quienes visitan una playa deben regresar con sus residuos, los barcos no tienen por qué usar el mar de basurero”, expresó.

“Este tipo de cosas repercute en todos los aspectos: no sólo afecta mucho a los ecosistemas costeros y su fauna, sino además a los recursos turísticos de Chubut. Buscamos posicionarnos como destino único de naturaleza en el país, por eso la conservación de nuestros hábitats naturales debe ser una prioridad. Es tarea de todos y de todos los sectores”, agregó.

No hay comentarios