En dos años podría empezar a comercializarse carne de crustáceos procedentes del cultivo celular

Shiok Meats, compañía dedicada a la investigación y desarrollo de la carne de crustáceo procedentes del cultivo celular, ha obtenido una gran inversión económica que le permitirá cumplir sus planes y presentar en el mercado, en un par de años, la primera carne de langostino de cultivo celular.

En el mes de febrero os hablábamos de Shiok Meats, la primera compañía del sudeste asiático que está trabajando en la producción de pescado y marisco a partir del cultivo celular, alimentos que se presentan como más limpios, respetuosos con el medioambiente y saludables. Sus responsables aseguran que gracias a sus productos se eliminará el maltrato animal, se contribuirá a la regeneración de las especies marinas que están en riesgo de extinción, y se podrá disfrutar de alimentos libres de antibióticos, hormonas, pesticidas y otros productos químicos no deseados procedentes de la contaminación ambiental.

Actualmente Shiok Meats está trabajando, sobre todo, en el desarrollo y producción de crustáceos procedentes del cultivo celular, centrándose especialmente en la carne de langostinos y posteriormente lo hará con la carne de langostas y cangrejos. La compañía comenta que sus productos tendrán el mismo sabor, textura y calidad que los crustáceos que se pueden pescar en el mar, pero con las diferencias antes comentadas. El caso es que esta compañía es noticia porque ha logrado una importante inversión, por lo que cumpliendo las previsiones, en dos años podría empezar a comercializarse carne de crustáceos procedentes del cultivo celular.

La startup se ha creado con la intención de ser una alternativa a la actual industria del marisco del sudeste asiático, considerada insostenible en muchos sentidos, tanto a nivel de capturas como a nivel laboral. Recordemos que en 2014 hablábamos de las lamentables condiciones laborales a las que estaban sometidos los tailandeses y los inmigrantes que trabajaban en la industria pesquera de Tailandia, problema que se ha mantenido durante varios años y a día de hoy, no se sabe si se ha solucionado.

La irrupción en el mercado de Shiok Meats seguramente será un varapalo para la industria pesquera de Tailandia y del sudeste asiático en general, sobre todo sabiendo que mueve miles de millones de dólares anuales. El caso es que la denominada carne limpia de crustáceos ha captado la atención de los inversores, de hecho, y según hemos leído aquí, recientemente este ambicioso proyecto ha obtenido una inversión de 4’6 millones de dólares procedentes de empresas como Monde Nissin, dedicada a la elaboración de alimentos vegetales sustitutos de los alimentos de origen animal.
A finales del pasado mes de marzo Shiok Meats dio a conocer su trabajo en la Cumbre de Alimentos y Sostenibilidad que se celebró en Singapur, el CEO de Monde Nissin tuvo la oportunidad de probar la carne de langostino procedente de cultivo celular, asegurando que su sabor era muy bueno y prometedor, de ahí que en la convocatoria para captar nuevos inversores esta empresa estuviera interesada en el proyecto. Con el dinero que se ha obtenido, se planea aumentar la plantilla, impulsar la investigación y crear plantas de producción a fin de cumplir la meta de comercializar el producto en dos o tres años.

En el vídeo que podéis ver a continuación, las investigadoras y fundadoras de la compañía, Sandhya Sriram y Ka Yi Ling, hablan de su filosofía de trabajo, de lo que les motivó a crear una empresa que pudiera proveer de carne de marisco limpia y saludable a partir del cultivo celular, de por qué es necesario cambiar el modo en el que se alimenta la humanidad, etc. También podréis ver cómo se preparó una receta de cocina asiática utilizando la primera carne de langostino procedente del cultivo celular durante la Cumbre de Alimentos y Sostenibilidad (DFSS), receta que probaron algunos de sus nuevos inversores, como el CEO de Monde Nissin.


No hay comentarios