El Consejo Federal Pesquero tomó decisiones sobre el langostino

En la reunión de ayer se generó un acta que plasma las conclusiones de la Comisión de Seguimiento; la solicitud de un plan de prospección al INIDEP para evaluar el comienzo de la temporada en aguas nacionales y el pedido de informes de la experiencia de tres años de pesca sin artes selectivas en la Veda de Merluza. Preparan una modificación a la Resolución 7 por los cajones de 15 kilos.

En el Acta 11, correspondiente a la sesión de ayer del Consejo Federal Pesquero, se presentó un resumen de la reunión de la Comisión de Seguimiento de Langostino: la presentación del INIDEP de los datos de la pesquería desde 2017 y de la campaña de marzo en el Golfo San Jorge. El acta refleja también el reconocimiento de los representantes de las cámaras empresarias de “la necesidad de explotar el recurso de manera responsable y apuntar a generar un mayor valor agregado en el producto”. La Autoridad de aplicación anunció que el CFP creó la Comisión de bycatch y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (AyDS), “planteó la necesidad de embarcar observadores en la flota fresquera”.

Luego de enumerar las conclusiones, los consejeros dieron tratamiento a la solicitud de un plan de prospección en el área de veda de juveniles de merluza al INIDEP para la próxima reunión y no solo eso sino que también fijaron los lineamientos bajo los cuales se debe realizar: “Entre los paralelos 45° y 47° S, el meridiano 62° W y el límite de la jurisdicción provincial; entre los paralelos 41° y 43° S, dentro del área de veda” con una duración de cinco días.

No se entiende para qué piden una prospección en la zona donde la flota ha estado operando hasta ahora y comienza a dejar porque han bajado mucho los rendimientos, aumentando el tiempo de arrastre, lo que suele aumentar el bycatch y el descarte. Quien se opuso a la prospección en el norte fue el representante de Chubut, Adrián Awstin, que considera se debe mantener la misma metodología de prospección y captura de la especie, en el sentido ascendente de Sur a Norte, ya que resultó ser una estrategia de explotación exitosa”.

De todas formas será el INIDEP el que finalmente establezca los lineamientos de la prospección considerando sobre qué cuadrantes necesita información para aprobar nada más y nada menos que el inicio de la temporada. Lo que ya se sabe es que la campaña comenzará el 6 de junio y los que quieran nominar sus buques pueden hacerlo hasta el 23 de mayo.

A continuación, los consejeros abordaron el tema bycatch que se había tratado en la Comisión. No conformaron la Comisión que sigue siendo una promesa pero decidieron que ante la inminencia del inicio de la temporada y habiendo transcurrido tres años de la experiencia aprobada en 2016, de pesca sin artes selectivas dentro de la Veda de Merluza, el INIDEP exprese si se debe continuar.

En 2016 la Dirección del INIDEP puso a consideración del CFP “la posibilidad de autorizar la realización de la experiencia, de manera experimental y excepcional, sin mecanismos selectivos en la red tangonera”. La experiencia excepcional se transformó en la regla y ahora el INIDEP deberá indicar si la autoridad debe cumplir o no con la normativa que ella misma redactó.

En la Resolución 7 se estableció que la “Autoridad de Aplicación dispondrá la obligatoriedad de emplear un dispositivo de selectividad aprobado por el Consejo Federal Pesquero cuando la relación de captura entre merluza y langostino o la captura acumulada de merluza común en la pesquería, supere el valor máximo que recomiende el INIDEP”.

El pedido de resultados de la experiencia no los exime de responsabilidades, ya que el INIDEP ha recomendado en sendos informes técnicos el uso de dispositivos de selectividad. Parece una excusa para comenzar a utilizar de acá en más algún dispositivo, que en un principio debería ser alguno de los que ya están aprobados por el CFP.

Claro está que eso sucederá salvo que busquen modificar el artículo 5, como ya han decidido hacer con el artículo 8 de la Resolución, que establece los parámetros de calidad para el tratamiento del langostino en la flota fresquera:

“En los buques fresqueros que capturen langostino se deberá realizar a bordo el tratamiento adecuado que mantenga la calidad y frescura del producto, y utilizar a bordo cajones con hasta 17 kilogramos de producto hasta el 31 de diciembre de 2018 y hasta 15 kilogramos de producto desde el 1° de enero de 2019. La totalidad de la captura de cada lance de pesca deberá estibarse totalmente en la bodega antes de iniciar un nuevo lance de pesca”.

La Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de Buenos Aires solicitó en marzo, junto con la Cámara de Armadores; UDIPA y de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, la prórroga de la entrada en vigencia del artículo 8, producida el 1 de enero de 2019.

Los consejeros, a excepción de la representante de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, apoyaron la propuesta indicando “que resulta conveniente continuar el análisis de los resultados de esta medida respecto de la mejora en la calidad del producto”

Silvia Giangiobbe fundamentó su voto negativo “expresando que esta flota no ha podido ser monitoreada por el Programa de Observadores a Bordo del INIDEP”, con lo cual no existirían datos para evaluar la medida. Tema sobre el que decidieron no tomar ninguna medida. Por el contrario, como toda respuesta, sus colegas solicitaron al Asesor Letrado que redacte un proyecto de modificación de la resolución a tratarse en la próxima reunión.



revistapuerto

No hay comentarios