23 meses del Repunte: unión e indiferencia en el centro de Mar del Plata

Familiares de los tripulantes fallecidos y desaparecidos en el naufragio del Repunte animaron un acto conmemorativo a 23 meses del hundimiento en la Plata San Martin, microcentro de Mar del Plata, a metros del Palacio Municipal donde a la misma hora, en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante se llevó a cabo la quinta Jornada de Intereses Marítimos.

Como en estos 23 meses, los familiares estuvieron acompañados de sus seres más cercanos y de nuevas víctimas, posteriores al hundimiento del pesquero de la empresa armadora Marisol del grupo Caputo, como los de los 44 tripulantes del ARA San Juan y el pesquero Rigel, de cuyo naufragio se cumplirá un año el mes próximo. También se sumaron referentes de algunas organizaciones sociales que portaron carteles con las fotografías de las víctimas y el pedido de Ningún Hundimiento Más.

Ni dirigentes gremiales de los sindicatos que representan a los trabajadores marítimos, ni funcionarios o concejales acompañaron el reclamo de los familiares del Repunte para que se active la causa judicial que lleva adelante el juez Gustavo Lleral y se completen las pericias que se realizaron de manera incompleta con los equipos de la Armada el año pasado.

Gabriela Sánchez, megáfono en mano, enfatizó los pilares de la lucha y remarcó, por si no hubiese estado claro en todo este tiempo de peregrinaciones mensuales en distintos ámbitos de la geografía portuaria, que van a seguir luchando “porque no nos importa que esta sea una lucha desigual, y contra intereses que tienen fuerza en todos los poderes. Nosotros estamos convencidos de que defendemos una causa que es justa. No puede haber más muertos en el mar”, dijo Sánchez.

La vocera reiteró su rechazo al DNU que impulsa el gobierno nacional para modernizar la flota pesquera. “Si hubo más de 80 muertos en 41 naufragios en 19 años por qué no habrían de repetirse en los próximos 20 años que contempla el proyecto para cambiar los barcos”, se preguntó Sánchez, al tiempo que anticipó que “no nos podemos quedar de brazos cruzados hasta el 2040”.

La hermana del capitán del Repunte remarcó que “el proyecto de Solanas dice que hay que renovar los barcos más urgentes, que son fresqueros de altura como era el Repunte; son 31 barcos. Esos podrían cambiarse en cinco años”, aseveró Gabriela.

La tarde de otoño se apagaba al pie del Monumento; no fue necesario cortar la Avenida Luro dada la escasa participación de concurrentes que acompañaron el acto, mientras algunos autos que pasaban tocaban bocina en señal de adhesión a la lucha de las mujeres del Repunte. Antes de la desconcentración hubo tiempo para entonar las estrofas el Himno Nacional y recordar a las víctimas del Repute, el ARA San Juan y el Rigel. El “presente” detrás de cada nombre y apellido cobraba la forma de un ruego.

Los trabajadores que embarcaron en el Repunte y naufragaron en la mañana del 17 de junio del 2017 a 36 millas al norte de Rawson eran, además del capitán, Gustavo Sánchez, Horacio Airala (jefe de Máquinas), Silvano Coppola (1° oficial de máquina), Claudio Islas (marinero), Néstor Paganini (marinero), Jorge Luis Gaddi (engrasador), Fabián Samite (engrasador), Isaac Cabanchik (engrasador) y José Omar Arias (1° oficial de pesca). Sobrevivieron el marinero Lucas Trillo y el engrasador Julio Guaymas, quienes fueron rescatados por el buque María Liliana y la Prefectura, respectivamente.

No hay comentarios