Marinero sufrió accidente a bordo y denuncia negligencia


“Somos un número más, no le importamos a nadie” dijo Ruberto “Gerónimo” Yovera, contramaestre del buque portero ANGELUS, de la empresa Asudepes.

El marinero pasó las peores 24 horas de su vida tras sufrir un fuerte golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente. El capitán del buque decidió abandonar la zona de pesca y llevar el herido a Puerto Madryn, ahora internado en un sanatorio de esa ciudad, inmovilizado y con fuertes dolores de cabeza y de espalda, el tripulante acusa a la empresa de negligencia y tomó una decisión, quizás la mas difícil, no continuar navegando.

El accidente que casi le cuesta la vida se desencadenó en plena maniobra cuando un guarda cabo le cayó en la cabeza y lo dejó inconsciente. Pese a la gravedad del cuadro, asegura que el capitán no declaró la emergencia ante Prefectura. En tanto desde el SOMU admiten que esa actitud podría haberse cobrado la vida del tripulante de 45 años, y padre de cuatro chicos.

“Estábamos virando el ancla de capa y el guarda cabo me pegó en la cabeza, mientras se realizaba una maniobra. Aparentemente el cabo venía flojo y con la velocidad del guinche saltó para arriba y me pegó en la cabeza y me tiró para un costado, me desplazó unos metros y me golpeó contra unos fierros y me duele bastante la columna, quedé inconsciente y después me desperté en el comedor de los oficiales, me dijeron que aguantara despierto que no me durmiera que el helicóptero de Prefectura ya venía en camino a llevarme pero nunca llegó porque simplemente no avisaron a Prefectura”, contó en diálogo con Mar&Pesca.

“Tengo miedo, por eso pido que me vea una psicóloga”
La conversación telefónica con el tripulante se hace difícil, se lo escucha angustiado, y pide que la ART le envíe una psicóloga, por que el golpe lo ha dejado con miedo.

“Tengo pesadillas, y no puedo quitarme el momento del accidente, no puedo borrarme esas imágenes por eso pido que me vea una psicóloga, porque es una angustia que me cierra el pecho, pero de la empresa nadie se hizo presente”, asegura.

Oriundo de Mar del Plata donde es posible que lo trasladen en las próximas horas, Yovera comenta que nadie se comunicó con su familia para dar cuenta del accidente. “Mi mujer se enteró porque un compañero que también desembarcó porque se golpeó la rodilla colgó unas fotos mías en su muro, pero hasta el día de hoy nadie la llamó para avisarle”, señaló con un hilo de voz.

Y recalcó que le da mucha impotencia la confirmación de que; “tanto para la empresa armadora como para el capitán la vida de un tripulante no vale nada”. “Les rogaba que llamen a Prefectura para que venga el helicóptero a llevarme, y en la cara me mintieron que ya venía, después me entero que nunca denunciaron el accidente, que Prefectura se enteró cuando llegaron a puerto, ocultaron y minimizaron todo, pero le pido a Prefectura que investigue los hechos porque en ese barco hay muchas irregularidades y ya no quiero volver mas por miedo a lo que pueda pasarme y que mis hijos se queden sin padre”, dijo por último.

Cabe acotar que el accidente se produjo el día 4 de abril cerca de las 07:00 de la mañana, y el desembarco del tripulante ocurrió 24 horas después en Puerto Madryn.



marypescanoticiaspatagonicas

No hay comentarios