Los empleos que demanda la pesca en Mar del Plata


Un informe de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional recientemente publicado, brinda un detalle de la oferta insatisfecha del sector pesquero y naval. Los oficios calificados y trabajadores con formación técnica y universitaria son los más requeridos.

Un informe sobre “Capacitación de personal y necesidades laborales de la industria en el Partido de General Pueyrredon” elaborado por el Grupo de Análisis Industrial de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata, muestra la alta demanda de personal con oficios calificados, técnicos y universitarios que requiere la industria naval local. En el caso de la industria pesquera los mayores requerimientos son también para personas con formación universitaria en ciencias económicas, para ocupar cargos administrativos y gerenciales, pero existe además demanda de técnicos y personal de embarque. Se destaca el alto porcentaje de trabajadores con secundario completo en el total de empresas encuestadas. A la vez sorprendió un indicador que hasta ahora no había surgido: la falta de articulación entre la oferta y la demanda de personal con formación universitaria, por lo que recomiendan llevar adelante acciones para modificar currículas y planes de estudio en escuelas técnicas; y hasta crear nuevos centros de formación.

El informe se planteó como objetivo describir las características de la fuerza laboral actual de las empresas industriales del Partido de General Pueyrredon, en términos de nivel de educación y adopción de cursos de capacitación, así como conocer la demanda de mano de obra por parte de estas empresas y los problemas a los que se enfrentan en la búsqueda de personal.

La mayor parte de las empresas encuestadas correspondió a la rama alimenticia, siendo la pesquera la de mayor presencia con el 24,8%; lo sigue la industria alimenticia no pesquera; textiles; químicos; producción de software; rama metalmecánica; productoras de maquinarias; madera y finalmente, con una participación menor, la rama de embarcaciones (3,4%).

Señala el informe que el 50,3%de las empresas industriales en el Partido son microempresas que ocupan hasta 15 empleados; el 37,8% son pequeñas empresas que emplean entre 16 y 60 personas; el 10,4% empresas medianas con una ocupación de 61 a 235 empleados y solo el 1,5% corresponde a empresas medianas que ocupan a más de 236 empleados.

Respecto de la búsqueda de personal, el estudio muestra que la rama de actividad que más busca actualmente es la industria naval, en la que el 39% de las firmas demanda trabajadores, mientras que la industria pesquera se encuentra en los últimos lugares de la lista con solo un 8,6% de firmas que requieren trabajadores.

En un análisis más profundo sobre los puestos de trabajo demandados por las empresas, señala el informe que se destacan los empleos calificados como soldadores y operarios de planta; a la vez se requieren técnicos y universitarios mecánicos, electromecánicos y electricistas, como así también torneros.

Se trata, indica el informe, “de oficios en los que la máxima experiencia está asociada principalmente al conocimiento tácito adquirido a través de procesos de aprendizaje en el puesto”.

En un ránking elaborado de los principales puestos demandados se observa que entre todos los sectores industriales se están requiriendo 24 soldadores; 19 operarios de planta; 19 técnicos y 12 ingenieros mecánicos, electromecánicos, electrónicos y electricistas; 9 torneros; 8 licenciados en administración; 7 administrativos; 7 herreros; 7 oficiales y medio oficiales y 7 operadores de máquinas.

En cuanto a la rama alimenticia pesquera, señalan que las firmas del sector demandan principalmente puestos administrativos y gerenciales, siendo generalmente empresas de tamaño medio que operan tanto en el mercado local como en el internacional. Otros puestos que demandan son “operador de máquina y personal para embarcarse”.

Por otra parte las empresas dedicadas a la fabricación y reparación de embarcaciones tienen como principal demanda la de técnicos mecánicos, electrónicos y electricistas. “Al igual que ocurre con el complejo metalmecánico, hay una fuerte necesidad de trabajadores calificados tales como soldadores, torneros, plegadores y operarios calificados en general”. Estas empresas también demandan trabajadores universitarios con títulos específicos del sector como el de ingeniero naval. Entre otras de las necesidades aparecen los oficios de montador, guillotinero, calderero y capataz.

En el análisis final el informe destaca que el 84% del personal de las más de 500 empresas muestreadas en Mar del Plata, posee secundario completo o superior, con un 23% con formación universitaria completa. También pone de relieve que se observa “una importante impronta en las empresas del Partido hacia la formación de su personal”, que alcanza al 67%.

Concluyen los investigadores que existe una importante demanda de operarios calificados y en menor medida, “pero de gran relevancia para la profesionalización de las empresas, de personas con título universitario y de mandos medios y técnicos”. El inconveniente es que no es fácil cubrir esa demanda.

“Las empresas enfrentan cierto grado de dificultad para cubrir estas demandas, no solo en cantidad sino más bien en relación con los conocimientos que esperan los trabajadores tengan incorporados al momento de solicitar el puesto. Esta dificultad es mayor en el caso de operarios calificados y mandos medios y técnicos, como universitarios.”

Llamaron la atención de los académicos los problemas de articulación entre la oferta de estudios superiores y la demanda del medio productivo, dado que es un dato que no se había identificado en estudios previos y consideran que debe ser el Estado quien accione para revertir esta situación.

“Existe un importante espacio de acción para el Estado, cuyas políticas se orienten a la educación y articulación de la demanda de calificaciones del ámbito productivo industrial con la oferta disponible en el territorio. Ello puede implicar avanzar sobre diferentes aspectos tales como: modificaciones curriculares a la oferta educativa existente, tanto en el nivel de escuelas de formación técnica, como de terciarios y la propia universidad; e incluso apertura y desarrollo de nuevas carreras de formación que tengan una fuerte articulación con las demandas específicas de las firmas industriales”, concluye el informe.
Base de datos

Los datos preliminares para la realización de este estudio se obtuvieron del Relevamiento de Empresas Industriales del Partido realizado en 2018 y tras algunos ajustes el marco muestral quedó compuesto por 575 empresas industriales. Se encuestaron 296 empresas con una tasa del respuesta del 76%. Destaca el informe que para llevar adelante el trabajo de campo los encuestadores debieron realizar “un esfuerzo inesperadamente alto” para obtener una respuesta positiva.



revistapuerto

No hay comentarios