La flota potera en el epílogo de la zafra

Una docena de barcos se fondeó durante el fin de semana frente a la costa de Mar del Plata para descargar este lunes. Solo queda una veintena en zona de pesca donde las capturas siguen siendo nulas.

Un horizonte marino salpicado de buques poteros fue la característica singular del paisaje costero en Mar del Plata durante el fin de semana. Una docena de barcos fondeó en rada a la espera de poder ingresar este lunes a puerto para ponerle un punto a la temporada 2019.

En las próximas semanas se verá si es punto y seguido o punto y aparte porque algunos armadores evalúan volver a zarpar a mediados de año para intentar dar con algunas concentraciones del stock norpatagónico, el cual se mantiene fuera del radar de la flota en los últimos tres años.

Los barcos Don Luis, Villarino, Esperanza 909, Xin Shi Ji 89 fueron algunos de los que ingresaron este lunes. Antes habían amarrado en puerto el Gloria del Mar I, Xin Shi Dai 28, Patagonia Blues, Milenium, entre otros.

El ingreso masivo dinamizó la actividad de la estiba, que había tomado contacto con la temporada de calamar en cuentagotas desde el inicio de la temporada ya que durante las primeras mareas la flota eligió descargar en Puerto Deseado y Puerto Madryn, principalmente.

Las empresas de estiba recibieron a la flota con actualización del costo del servicio. Los estibadores habían conseguido una adecuación del jornal del 30% desde el mes pasado.

La tonelada removida de calamar pasó a tener un costo aproximado de 4 mil pesos para las empresas armadoras.

“La pesca ha sido muy escasa y los barcos tienen entre 30 y 100 toneladas”, contó Juan Redini, el presidente de CAPA, quien volvió a reclamar para que haya más evaluaciones científicas que permitan saber con antelación el estadio biológico de los principales stocks.

En estos momentos se encuentra en plena campaña de evaluación el stock norpatagónico a bordo del Victor Angelescu, travesía que comenzó la semana pasada y se prolongará hasta finales de abril.

“Quedan entre 15 y 20 barcos en zona de pesca pero los rendimientos son nulos”, aseveró el armador.

Hasta el 11 de abril la flota había declarado desembarques por 88.702 toneladas. Si bien en un principio parecía que la temporada estaba signada por las mismas características y abundancia que la anterior, las 108 mil toneladas descargadas el año pasado parece que quedarán lejos.



revistapuerto

No hay comentarios