Vuelven a anunciar un plan de desguace para recuperar áreas operativas

El Consorcio Portuario firmó un acuerdo con la Armada para usar el varadero de la Base Naval de Mar del Plata donde desguazarán una veintena de barcos entre pesqueros, guardacostas y la draga Mendoza. Un plan similar había sido anunciado en octubre de 2017.

El Consorcio Portuario Regional Mar del Plata volvió a anunciar un plan de remoción de barcos hundidos e inactivos en distintos sectores del puerto local con el propósito de recuperar 120 metros lineales de frente de amarre.

Un anuncio similar había formulado a fines de octubre de 2017, resumido a una docena de embarcaciones pesqueras abandonadas en las secciones cuarta y quinta del espigón 2, las cuales después de este tiempo siguen amarradas en el mismo sitio, impidiendo poder usar esa vital área operativa.

Ahora el nuevo anuncio es más amplio y engloba un acuerdo con la Armada, del que forma parte la Provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Defensa y la Agencia de Administración de Bienes del Estado, para poder utilizar el varadero que dicha fuerza dispone en la Base Naval y la inclusión de tres barcos de la fuerza y la propia Draga Mendoza que corre riesgo de hundirse sobre el muelle de la Terminal de Cruceros.

“Recuperar este espacio es de vital importancia para proyectar un Puerto que crezca y se desarrolle sin inconvenientes logísticos”, afirmó Tizado. “Nuestro objetivo es afianzar un puerto con barcos entrando y saliendo de Mar del Plata, sin obstáculos, para que repercuta favorablemente en la carga transportada”, aseguró el ministro Aguad.

En el marco del acuerdo la Armada cede al Consorcio su varadero por un plazo de 40 meses. Más allá que ese espacio hasta hace un tiempo fue utilizado por algunos operadores privados para desguazar barcos, ahora será “acondicionado” para el posterior traslado de los buques.

“Varias de las embarcaciones que irán a desguace ya fueron sometidas a inspecciones por peritos de Prefectura Naval Argentina a efectos de disponerlas libres de agentes contaminantes (sólidos, líquidos y gaseosos) y ponerlas a flote para su remolque y posterior puesta a seco”, reveló el comunicado difundido por el Ministerio de Producción de la Provincia.

Lo que no dice la información oficial es a quién terceriza el Consorcio la tarea del desguace en el varadero de la Armada. Los primeros sondeos con armadores de buques inactivos para interesarlos en el proyecto estuvieron a cargo de representantes de Lusejo SA, una empresa de desguaces y demoliciones ubicada en Florencio Varela.

En la lista que difundió el Consorcio en el primer anuncio de 2017 figuran los buques María Luisa I, San Pablo, Wiron IV, Mellino II, Ribazón Dorine, Mar Azul, Chiarpesca 58, Mister Big, Chiarpesca 57, Chiarpesca 902 y Chiarpesca 903 los cuales serán removidos a costo de sus dueños.

También, sin desembolso alguno del Consorcio ni del Estado, serán desguazados otros tres cascos:“Young In N°33, Neptuno y Depemás 81, respecto de los cuales, a partir de un trabajo conjunto con Aduana, se cumplió el trámite de abandono en favor del Estado. En el comunicado de ayer no se hizo mención a ninguna lista de pesqueros.

Sí se especificó que como parte de este acuerdo el Consorcio también se comprometió a desguazar los remolcadores ARA Ona, ARA Chulupi y ARA Chiquiyán, todos propiedad del Estado Nacional y dejados fuera de servicio por la Armada Argentina. El mismo destino se prevé para la draga Mendoza 259C, propiedad de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables.

Ganar espacios operativos y sumar metros lineales de muelle fue una de las principales preocupaciones de Martín Merlini al momento de asumir su mandato, en abril de 2016. En este tiempo, en la Terminal de Cruceros se pudieron sumar 270 metros, pero luego restó 116 la inactiva Draga Mendoza. Este año no hay muchos conflictos de espacio porque la zafra de calamar casi que tocó de oído este puerto. Cerca de cumplir tres años de gestión, la liberación de espacio sigue siendo una deuda pendiente.

Revista Puerto

No hay comentarios