España: la incertidumbre se apodera más en el sector pesquero por la salida del `Brexit´

La incertidumbre se apodera del sector pesquero español ante la falta de resolución del ‘Brexit’, una vez que España captura 9.000 toneladas de pescado en aguas británicas, principalmente merluza, gallo y rape. Los pesqueros españoles dan empleo a 2.150 tripulantes y generan alrededor de 10.750 puestos de trabajo. Si no hay acuerdo, se enfrenta a unas pérdidas no solo económicas, aunque se dejarían de ingresar 27 millones de euros, sino también laborales, ya que estarían en riesgo más de 10.000 puestos de trabajo.

En el caso de aplicarse el Acuerdo de Retirada propuesto por Theresa May, los barcos españoles podrán seguir faenando en aguas británicas hasta el 31 de diciembre de 2020, y también podrán utilizar sus puertos para desembarcar en las mismas condiciones que hasta ahora. Por el contrario, si no hay acuerdo, a partir del 30 de marzo no se podrá seguir pescando y el Reino Unido tratará a los buques de la UE como de terceros países para el acceso a sus puertos.

Actualmente, 80 barcos españoles se encuentran faenando en caladeros del Reino Unido, más otros 21 barcos de capital español y británico. Además, hay casi otro centenar de capital español pero con bandera francesa, alemana, irlandesa y de Países Bajos.

Un total de 25 pesqueros de Vigo faenan de norte a sur en las Islas Malvinas. Tambien lo hacen otros 19, aunque con bandera malvinense. Todos viven estos momentos con preocupación.

“Las empresas y sus tripulantes están a la expectativa, esperando impacientes a ver qué pasa. Con el acuerdo que se había alcanzado estábamos satisfechos porque preveía un período transitorio en el que, hasta finales de 2020, todo seguiría igual” explica a RTVE.es el secretario general de CEPESCA, Javier Garat.

Los buques pesqueros españoles dan empleo a 2.150 tripulantes y generan alrededor de 10.750 empleos directos e indirectos. Son, principalmente, gallegos, aunque también los hay del País Vasco, de Cantabria y de Asturias.

“Por cada tripulante a bordo de un pesquero se generan en tierra más de cuatro puestos de trabajo, por tanto, un Brexit duro afectaría a más de mil tripulantes en nuestros barcos ¿Cuántos puestos de trabajo podrían verse afectados directa o indirectamente en toda la cadena de producción?”, advierte el presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo, Javier Touza.

España captura alrededor de 9.000 toneladas de pescado en aguas de Reino Unido, principalmente merluza, gallo y rape, que están valoradas en unos 27 millones de euros.

Estas capturas se hacen principalmente en dos caladeros: el del Atlántico Nordeste y el de Malvinas. En el primero, donde se pescan merluza, rape y gallo, los buques españoles utilizan la técnica de palangre de fondo, una modalidad que se practica en alta mar y que consiste en lanzar miles de anzuelos en línea, si bien también emplean la pesca de arrastre y volanta.

“Nuestro deseo es que todos estos buques puedan seguir pescando“

En el caso del caladero malvinense la técnica que se utiliza es similar, y está dedicado a la pesca de cefalópodos (calamar y pota) y a una gran variedad de pescado comoraya, rosada o brótola.

Estos dos caladeros forman parte del recorrido que realizan los buques españoles, donde faenan entre el 10% y el 15% de los días. El resto de los días pescan en aguas irlandesas y francesas. “Nuestro deseo es que todos estos buques puedan seguir pescando en esas aguas, pero, todavía no sabemos si podremos hacerlo o no”, recalca Garat.

Comercio exterior

Otro punto de fricción con Reino Unido es la relación comercial pesquera que existe entre ambos países. En los últimos años, según datos facilitados por Anfaco-CECOPESCA a RTVE.es, España exportó una media de 21.000 toneladas valoradas en 95 millones de euros, si bien en 2018 se ha registrado un descenso de las ventas en Reino Unido, ya que en este periodo se han exportado 15.000 toneladas, valoradas en 79 millones de euros.

Para la industria transformadora y conservera de productos del mar, la incidencia de un ‘Brexit’ duro podría ser mayor, ya que el Reino Unido es su cuarto mercado en destino de ventas.

Con respecto a las importaciones, éstas han seguido una tendencia positiva en los últimos años, situándose en 43.000 toneladas por valor de 246 millones de euros. Los pescados, mariscos frescos y congelados representan más del 96% del total de productos de la pesca y la acuicultura importado por España de Reino Unido.

Según Anfaco-CECOPESCA, los diez productos más importados por España son merluzas frescas, gallos frescos, calamares congelados, rapes frescos, cigalas congeladas, arenques congelados, bueyes frescos, sardina congelada y berberechos preparados o conservados.

“La consecuencia directa será la restauración de aranceles“

El secretario general de la patronal, Juan Manuel Vieites, explica que un Brexit sin acuerdo supondría “la necesidad de negociar acuerdos pesqueros y comerciales con Reino Unido. En un primer momento, la consecuencia directa será la restauración de aranceles, mientras no se negocie un acuerdo comercial, que podría tardar en alcanzarse e incluso incorporar disposiciones menos favorables”.

Del mismo modo, el presidente de armadores de Vigo ha trasladado su zozobra: “Tenemos muchas dudas y pocas certezas, pero la cuestión clave es si estas medidas que estamos tomando en la UE unilateralmente van a tener justa reciprocidad en el Reino Unido”.

Ayudas y acuerdos

Para compensar los posibles perjuicios, una de las soluciones pasaría por otros caladeros en base a Acuerdos de Pesca que firme la UE o a través de licencias privadas que consigan las empresas.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en cualquier caso, ha señalado que las cuotas pesqueras adoptadas para este año se aplicarán haya o no ratificación del Acuerdo de Retirada. A partir de 2020 se negociarán dentro de la UE como es habitual, y con otros terceros países las que se gestionen conjuntamente con Reino Unido.

“La pesca ha sido uno de los grandes símbolos de la negociación, y quiero ser optimista. Si hay un sector capaz de adaptarse ése es el pesquero, con el apoyo del Gobierno”, aseguraba recientemente el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en un desayuno informativo.

“La flota gallega nos hemos caracterizado por crecernos ante las dificultades“

También la Secretaría General de Pesca ha manifestado que Bruselas está trabajando en una modificación del Reglamento UE del Fondo Europeo Marítimo pesquero para conceder ayudas a las empresas y a los tripulantes por cese temporal por la actividad hasta el 31 de diciembre de 2019.

El sector, sin embargo, apuesta por seguir pescando, aunque sea en otras áreas distintas a las tradicionales. “En la flota gallega nos hemos caracterizado por crecernos ante las dificultades; el reto es enorme pero debemos intentarlo con la colaboración de las Administraciones”, apostilla Touza.

Europa Azul

No hay comentarios