El sector pesquero pide terminar las obras del Storni

Las exportaciones de calamar, langostino y merluza desde Madryn sumarán un costo extra que imponen las navieras por las demoras que tendrán para operar desde el Storni. El muelle sigue reducido porque no está terminado el Sitio 2. La estiba, despachantes de aduana y servicio piden definiciones.

Las exportaciones del sector pesquero enfrentan complicaciones operativas como consecuencia de la falta de terminación del Sitio 2 del Muelle Almirante Storni de Puerto Madryn. La advertencia ya había sido hecha desde el año pasado por parte de la Administración Portuaria de Puerto Madryn en razón de la falta de terminación de la obra de ampliación de ese sitio donde operan buques portacontenedores.

El cuello de botella ya se comienza a verificar al momento de realizarse los despachos de exportación, en virtud que los buques portacontenedores que ingresan al Golfo Nuevo empiezan a tener demoras de uno hasta cuatro días para poder amarrar.

Las navieras sabían de antemano que se producirían situaciones de este tipo y aplican un recargo del servicio por la espera en rada, la que debe ser afrontada por los propios exportadores.

La falta de terminación de la obra de ampliación del Sitio 2 de Storni impacta fuerte en todo el ámbito portuario, y el sector pesquero plantea que se realicen ingentes gestiones para terminar la obra y recuperar ese sector operativo.

La industria pesquera ya asume que las exportaciones de calamar, langostino y merluza desde Puerto Madryn sumarán un costo extra que imponen las navieras por las demoras que tendrán para amarrar en Storni.

En las últimas semanas, diferentes sectores, tales como la estiba, empresas de servicios, despachantes de aduana, entre otros, respaldaron los reclamos de la Administración Portuaria para que se encuentre una salida a la problemática planteada.

El titular de la APPM, Osvaldo Sala, reclamó al Ministerio de Transporte de la Nación que formalice la “entrega de obra” de la ampliación, para de esa forma avanzar con la parte restante, que incluye las defensas, bitas de amarre y la superestructura que se monta sobre los pilotes construidos.

La licitación ganada por la empresa DyOPSA preveía la reparación de pilotes, viaducto y ampliación de ese sitio, pero no contemplaba la losa de rodamiento y defensas para el amarre de las embarcaciones de carga.

Revista Puerto

No hay comentarios