Desde el SUPA advierten: “Sólo estamos con un 40 o 50 por ciento de trabajo estable”


El Sindicato Unidos Portuarios Argentinos se hizo eco de las importantes cifras de desocupación que reveló el INDEC y que volvieron a posicionar a Mar del Plata en el primer puesto. “Esto viene decayendo y va en picada”, alertaron.

Desde el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) advirtieron que el Puerto marplatense sólo tiene un “40 o 50 por ciento de trabajo estable”, al hacerse eco del grave escenario de desocupación que arrastra a Mar del Plata después de que el INDEC volviera a posicionar a la ciudad como el lugar con mayor desempleo en el país.

Carlos Mezzamico, el Secretario general del gremio, reconoció que el presente de la pesca en la ciudad “viene decayendo y va en picada”. “Hay una estadística clara: para que el Puerto esté funcionando, antes descargábamos 1.200.000 cajones mensuales de la flota fresquera y hoy no llegamos a los 300 mil cajones”, graficó, y consideró: “Eso explica la gran caída productiva que tuvimos”.

En declaraciones a El Marplatense, el dirigente consideró que el escenario que atraviesa a la estación marítima de la ciudad es “inaudito”. “Pareciera que Mar del Plata es un puerto norteño y todos sabemos que Argentina es austral”, cuestionó, y aseguró: “Hoy, tenemos sólo un 40 o 50 por ciento de lo que es el trabajo estable que debería haber“.

“Pero lamentablemente desde hace cinco años que el empresario viene apostando fuertemente en la pesca de congelado, que saca mucha mano de obra, y con la aparición de langostinos en el sur todos los años emigran 50 barcos por cinco meses y se queda mucha gente sin laburo”, señaló.

Mezzamico volvió a insistir que si este año tampoco se revierte la problemática de la migración de barcos al sur por la pesquería del langostino repercutirá con un impacto “muy grave”. “Queremos que el langostino le dé trabajo a todos los puertos y no solo al sur”, enfatizó, ante los planteos que ya han deslizado en otras oportunidades desde Nación.

“En estos días tenemos la zafra de calamar que dura tres meses y que nos permite levantar un poco la cabeza, pero después de eso de los 750 trabajadores que tenemos queda trabajo para 250 o 300 con suerte”, alertó el máximo responsable del gremio que representa a parte de la estiba.

Después del fuerte conflicto que vivió el Puerto a principios de semana, con una actividad paralizada durante casi dos días, Mezzamico aclaró que desde el gremio “siempre se intenta mantener la paz social” pero reconoció que “a veces a la gente no se la puede parar ni controlar porque en el fondo tiene razón”.

“Sabemos que en el Puerto no sólo estamos nosotros, sino que hay un montón de actividades, y lo menos que queremos hacer es complicarle el trabajo a todos los demás. Nosotros apostamos a que encontremos una luz con los funcionarios para que la gente, por lo menos, se pueda llevar un plato de comida a la casa”, concluyó.




El Marplatense

No hay comentarios