¡Salvemos los océanos! 6 hábitos necesarios para lograrlo

Los océanos cubren más del 70% de la superficie terrestre y se estima que albergan unos 5 billones de microplásticos. Si no empezamos a cambiar nuestros hábitos hoy, para 2050 puede haber más plástico que peces en el mar.

El problema de la contaminación de los océanos es real y cada vez se agrava más. Aunque se desconoce la cantidad exacta, según Greenpeace se estima que hay unos 5 a 50 billones de fragmentos de plástico en el mar. La realidad es tan alarmante que, si no empezamos a cambiar nuestros hábitos hoy, para 2050 puede haber más plástico que peces.

Los océanos cubren más del 70% de la superficie terrestre y son fuente de vida, así que es momento de hacernos responsables y cuidar el medio ambiente que nos rodea. Toma en cuenta estos 6 hábitos y procura incorporarlos a tu vida diaria para que los océanos vuelvan a ser saludables.

1) “Plástico no, gracias.”

¿Te ha pasado que sales a comer y te traen las bebidas con cañitas? Quizá cuando pides la comida para llevar te traen tápers de tecnopor o cuando haces compras en la bodega cercana te dan muchas bolsas innecesarias. Para evitar esto, debes acostumbrarte a pedir siempre las cosas sin plástico, incluso si nadie te lo pregunta, toma la iniciativa.

Recuerda que lo primordial es evitar el consumo y recién como segunda opción se recomiendan las versiones biodegradables. Antes de salir lleva tus propios materiales eco amigables: cañita de acero, tápers de vidrio o sus versiones degradables con base de caña de azúcar y una o más bolsas de tela.

2) ¿Veda? Realiza compras sostenibles.

La fauna marina es muy diversa, pero eso no quiere decir que podamos consumir sin control. Existen especies que se están extinguiendo debido a diversos factores: contaminación de su entorno, excesiva demanda y pesca no sostenible. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 33% de las poblaciones de peces del mundo se explotan más allá de sus límites sostenibles.

Por este motivo, debes respetar los periodos de veda establecidos por el gobierno. Ten como hábito informarte antes de salir a comer o comprar productos marinos y adquiere solo lo que vas a consumir. Escoge productos saludables y sostenibles, así evitarás apoyar la pesca ilegal. Para cubrir este problema, el Ministerio de la Producción lanzó hace poco la aplicación “Mar Pez” para informarte sobre periodos de veda, tallas mínimas de los peces, recetas y más.

3) Recoge la basura en las playas.

Si queremos seguir teniendo playas saludables debemos empezar el cambio. El Ministerio de Salud indica que, de las 60 playas que hay en Lima, solo la mitad se encuentra en condición saludable, es decir, cumple con una buena calidad del agua, limpieza y servicios higiénicos.

Por esta razón, cuando visites la playa acostúmbrate a juntar la basura en un solo lugar para luego echarla en los tachos correspondientes. Si ves algún elemento tirado recógelo y fomenta esta conducta en los demás. Evita llevar plástico y recuerda dejar todo limpio antes de retirarte. Nadar, bucear o hacer surf podría no ser lo mismo si es que no empezamos a cambiar nuestros hábitos.

4) Consume productos que no afecten la vida marina.

Existen productos que, aunque no parezcan, hacen mucho daño al ecosistema marino. Antes de comprar algo, recuerda revisar la etiqueta. Por ejemplo, cuando compres conservas de atún revisa que tengan la etiqueta “Dolphin safe”, esto indica que el pescado ha sido capturado sin matar o dañar delfines.

Otro punto son los artículos de belleza: no compres accesorios que contengan coral o conchas marinas, también evita aquellos que utilicen productos derivados del tiburón, pues todos estas son especies marinas sobreexplotadas. Adicionalmente, verifica la composición de la comida que le das a tus mascotas, es posible que incluya productos marinos no autorizados.

5) Reduce las emisiones de CO2 y el consumo de energía

Cuando los océanos absorben los gases contaminantes cambian su nivel de acidez y su temperatura, alterando el PH oceánico. Todo esto provoca que muchas especies marinas como algas, conchas y corales alteren sus ciclos naturales y mueran.

Por esta razón, procura usar medios no contaminantes para trasladarte como bicicletas, patines o scooters. Recuerda que el motor de un auto emite unos 2,2 kilogramos de CO2 por cada litro de gasolina. Otro hábito importante es apagar las luces cuando no las estás usando y consumir la energía de manera eficiente.

6) Infórmate sobre la vida marina

Leer acerca de las especies marinas e informarnos sobre el impacto de la contaminación es esencial para empezar a tener una vida saludable ambientalmente. ¿Sabías por ejemplo que más de 700 especies marinas entre peces, tortugas y aves son afectadas por el plástico que consumimos a diario? O quizá aún no sabes que existen 5 islas de basura en el mundo formadas en su gran mayoría por microplásticos.

Tirar una botella en la calle o lanzar una bolsa al mar puede parecer algo pequeño; sin embargo, el impacto que tiene va más allá y solo seremos capaces de entenderlo informándonos y conociendo mejor el ecosistema que nos rodea. Mientras más informados estemos, las acciones para proteger los océanos serán mejor enfocadas y podremos influenciar a quienes nos rodean para que también se sumen al cambio.

RPP.pe

No hay comentarios