Otra vez el STIA provoca la pérdida de materia prima

Red Chamber tiró 15 toneladas de langostino a la basura. Se niegan a trabajar “a producción” y quieren que eso se transforme en un monto fijo, independientemente de la cantidad que procesen. La planta está parada y los barcos sin operar. Los trabajadores saldrán perjudicados porque solo cobrarán el ‘mínimo garantizado’ esta quincena.

La historia se repite. “Por el conflicto del STIA se pudrieron toneladas de langostino”. El título es de hace once meses, pero se ajusta de manera calcada a lo que provocaron esta semana en la planta de la empresa Red Chamber en Puerto Madryn.

Quince toneladas de materia prima tuvieron que ser tiradas a la basura, literalmente. Como resultado de un paro iniciado por el STIA que pretende un convenio colectivo con prerrogativas diferentes para el personal de esa firma.

El insólito reclamo es porque no quieren trabajar en base a “producción”, sino que quieren que se transforme en un concepto fijo dentro del salario, independientemente de si van a trabajar o no. La medida provocó la paralización de las actividades en la planta (ex Alpesca), los cinco barcos de la flota amarilla tampoco han salido a pescar y 15.000 kilogramos de materia prima se perdieron, se pudrieron, porque se negaron a procesarlas.

La medida de fuerza del STIA, contradictoriamente, les hace perder miles de pesos a sus propios trabajadores, porque tienen una quincena sin producción, donde solo cobrarán el mínimo garantizado. Y quincena que se pierde, a un mes de terminar la temporada, no se recuperará.

Planta parada, barcos parados

“Una medida de fuerza que desde el 24 de enero realiza el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación en la planta de procesamiento de Red Chamber Argentina, impidió procesar el langostino proveniente de los cinco barcos que la empresa explota en el puerto de Rawson y se decomisaron 15 toneladas de materia prima que debieron tirarse a la basura”, precisó este lunes la empresa a través de un comunicado oficial.

RCA hizo público que el paro en la planta “provocó que desde hace una semana los barcos que pescan en Rawson para Red Chamber Argentina deban parar totalmente su actividad, ya que el STIA se niega a procesar el langostino y al tratarse de mercadería perecedera directamente debe descartarse en el basural”.

El paro no solo genera pérdidas millonarias a la empresa, sino que altera al resto de las actividades conexas, y repercute negativamente de manera directa en los propios afiliados al Sindicato de la Alimentación, que lo sentirán en el propio bolsillo cuando pasen a cobrar la quincena.

“La medida perjudica al SOMU y a toda la cadena de producción que depende del armado de los buques pesqueros. También impacta en el salario de los trabajadores del STIA que dejan de cobrar el incentivo por producción que la compañía les paga”, explicó Red Chamber.

No quieren trabajar a producción

Asimismo, desde la empresa ventilaron que el conflicto se generó “cuando un grupo de trabajadores del gremio solicitó que el incentivo por producción se transformara en un monto fijo -independientemente de la cantidad de pescado que procesara cada empleado-, lo que modificaría la forma en que la empresa abona los sueldos y representaría un aumento del 75 por ciento”.

“Ante la imposibilidad de realizar todas estas modificaciones Red Chamber presentó dos propuestas que fueron rechazadas por el STIA, perjudicando así a todos los empleados de la compañía porque al no trabajar terminarán cobrando solamente el mínimo garantizado y no percibirán el incentivo por producción y mientras continúe el conflicto se profundizará el deterioro de sus salarios”, advirtieron.

Desde la empresa de capitales norteamericanos señalaron que “Red Chamber cumple en debida forma con las pautas salariales acordadas con STIA en el marco del Convenio Colectivo de Trabajo” y que el incentivo por producción -que efectivamente paga- “implica un reconocimiento de mayores haberes por sobre los que fija la legislación aplicable”.

Revista Puerto

No hay comentarios