“Hay que prohibir la pesca en aguas internacionales”

Lo dice Milko Schvartzman, uno de los autores del informe que denunció el rol de Uruguay en la Pesca INDNR. En una entrevista con este medio habla sobre los casos O Yang 77 y Pesca Vaqueiro; sobre la complicidad de Uruguay, la entrega de licencias del Reino Unido a barcos piratas; el protagonismo de la flota española en la pesca ilegal y la actitud apática del gobierno argentino.

Milko Schvartzman pertenece a la organización Oceanosanos que en 2018 denunció el rol del puerto de Montevideo, Uruguay, en la Pesca Ilegal No Declarada y No Reglamentada en el Atlántico Sur. Hoy, luego de ocurrir dos hechos de transcendencia en menos de una semana –la detención del O Yang 77 pescando ilegalmente en la ZEE Argentina y la colisión del barco español Pesca Vaqueiro que terminó con el hundimiento de un barco chino en aguas internacionales– las denuncias realizadas cobran mayor fuerza. En una entrevista con REVISTA PUERTO además de ratificar lo expuesto en el informe denuncia que siguen llegando muertos al puerto de Montevideo, que estaban en conocimiento de que los barcos apagan el sistema de monitoreo y no hacen nada, que no existe voluntad del Reino Unido por cuidar los recursos dado que entrega licencias a barcos con prontuario de pesca ilegal y abusos a los derechos humanos; sostiene que la flota española que opera en el Atlántico Sur es una flota pirata y que en la Argentina la cartera de Agroindustria y la Cancillería son indiferentes a la pesca ilegal, mientras la Armada y el Ministerio de Seguridad arriesgan la vida de su gente para cuidar nuestros recursos (Ver Muertos, drogas, pesca ilegal y barcos mellizos en el puerto de Montevideo).

REVISTA PUERTO: Desde Oceanosanos vienen denunciando la Pesca INDNR en el Atlántico Sur y el rol que cumple el puerto de Montevideo como base logística. ¿Nadie en Uruguay tuvo en cuenta esas denuncias?

MILKO SCHVARTZMAN: Las denuncias no fueron atendidas por las autoridades, se limitaron a negarlas pero no usaron ningún argumento para rebatirlas, porque cada denuncia se encuentra documentada y respaldada, incluso, por documentos oficiales del gobierno de Uruguay. Nosotros decimos que los barcos extranjeros bajan un tripulante muerto por mes en el puerto de Montevideo porque tenemos una carta de la Armada de Uruguay que lo certifica: es más, tenemos información de que se siguen descargando muertos.

RP: Denunciaron que los organismos estatales uruguayos estaban en conocimiento de que muchos barcos que operan desde Montevideo apagaban el sistema de monitoreo AIS.

MS: Así es, hay áreas del gobierno uruguayo que son conscientes de que no hay un control sobre los barcos en el puerto de Montevideo, nosotros lo demostramos en el informe con imágenes satelitales, con un estudio minucioso. La flota extranjera que opera en Montevideo desactiva su sistema de posicionamiento satelital y de identificación y ahora, termina demostrándose que es cierto con un accidente en altamar de un barco pesquero español, que hace más de tres semanas tenía desconectado el sistema AIS. Ese barco salió de Malvinas y ahora opera desde Montevideo a donde está volviendo. Apagar el AIS es un riesgo para la seguridad en la navegación y demuestra que ese barco encubre actividades ilícitas; hay barcos que han apagado el AIS dentro de la ZEE de Uruguay.

RP: ¿Hay datos de que también ingresarían a la ZEE Argentina?

MS: Sí, y el caso del O Yang 77 lo demuestra, este es un barco al que vengo denunciando desde hace años y ahora es capturado pescando ilegalmente en Argentina. Todo lo que denunciamos y alertamos se está demostrando. Este tipo de barcos no deben ser admitidos en el puerto de Montevideo; al recibirlos se convierte en cómplices de barcos que cometen crímenes. El apagado del AIS es para encubrir pesca ilegal, tráfico de drogas, de armas y de personas y lamentablemente la flota española es reconocida por apagar el AIS, lo sabemos desde hace años y lo vemos diariamente. Esto las autoridades de Uruguay lo saben y estamos esperando que tomen medidas.

RP: Siendo Montevideo Puerto Rector de la FAO, ¿qué actitud debieran haber tomado cuando se detectó la interrupción del AIS y que debería hacer ahora, luego de lo sucedido?

MS: Cuando detectan barcos que apagan el AIS dentro del puerto deben sancionarlos y si lo apagan en aguas internacionales debieran prohibirle el ingreso al puerto. Uruguay es signatario del Acuerdo Rector del Puerto de la FAO para prevenir la pesca INDNR y un barco que apaga el AIS es sospechoso de pesca ilegal. Uruguay firmó y ratificó un compromiso internacional que no está cumpliendo. En 2017 crearon la comisión para prevenir la pesca ilegal y todavía no se han reunido, no parece que exista voluntad de resolver el problema. El puerto de Montevideo ha sido calificado como el segundo puerto del mundo sospechado de pesca INDNR, está comprobado, estudios científicos lo avalan.

RP: El barco Pesca Vaqueiro opera desde Montevideo pero tiene licencia de Malvinas. ¿Qué responsabilidad le cabe al gobierno de las Islas?

MS: Alta responsabilidad. El formato que utiliza Malvinas es vender licencias de pesca a buques extranjeros, le vende a Taiwán, Corea y España pero no los controla, solo hay cierta vigilancia sobre su área de dominio pero cuando se alejan hacia el borde o van a aguas internacionales, no realizan ningún tipo de control. El Reino Unido no tiene interés en preservar los recursos marinos de la región, de lo contrario no vendería licencias a barcos con prontuario, entregan licencias a barcos reincidentes con denuncias de pesca depredatoria y con denuncias de abuso a los derechos humanos. Un ejemplo son los O Yang 77 y 75 que cuando fueron expulsados de Nueva Zelanda se trasladaron a Malvinas y luego a Montevideo. Otro ejemplo es el barco Playa Pesmar Uno, que fue capturado el año pasado en la ZEE argentina, había sido sancionado por Malvinas por falsificar la declaración de pesca y le renovaron la licencia; lo mismo hacen con otros barcos. Por eso es inentendible esta especie de asociación que se pretende con la Argentina.

RP: ¿Entonces las declaraciones del embajador Mark Kent son parte de un discurso vacío e hipócrita?

MS: Ellos no han demostrado ninguna intención de terminar con la pesca ilegal, los reciben en Puerto Argentino. El caso de los O Yang es muy claro, eran barcos con una historia reciente de pesca ilegal, sobrepesca y de abuso sexual a bordo y ellos los recibieron y operaron en Malvinas en 2013 y 2014. Ellos siguen recibiendo barcos piratas y siguen recibiendo reefers que no están regulados y reciben las capturas de barcos ilegales que son sospechados de tráfico de armas y de personas. Lamentablemente es obvio que no les interesa resolver el tema de la pesca ilegal, el Pesca Vaqueiro es otro ejemplo, zarpó de Puerto Argentino y luego apagó el AIS, colisionando en altamar. Si están interesados en terminar con la pesca ilegal que dejen de vender licencias a barcos piratas, que dejen de recibir reefers y pesqueros que comenten ilegalidades como apagar el AIS.

RP: ¿Ellos debeíran haber accionado ante la falta de transmisión del Pesca Vaqueiro?

MS: Por supuesto, si no le funcionaba el AIS deberían haber ordenado que volviera a puerto inmediatamente a repararlo, el AIS del Vaqueiro se corta estando dentro de la zona controlada por Malvinas. La flota española tiene la costumbre de cortar el AIS, no es el primero, algunos lo cortan durante meses, la flota española en el Atlántico Sur, hay que decirlo con todas las letras, es una flota pirata, permanentemente involucrada en pesca ilegal y con muchas denuncias de esclavitud. Esta flota es además subsidiada por el Estado español, es una vergüenza.

RP: El año pasado la Argentina firmó un acuerdo pesquero de cooperación cuyas implicancias no están muy claras.

MS: Fue increíble, acababan de atrapar el Playa Pesmar Uno pescando ilegalmente en el Mar Argentino y firman un acuerdo, es incomprensible. ¿Quién firma un acuerdo con un país que te roba el pescado? Lamentablemente hay una desconexión entre los funcionarios de Cancillería, la Subsecretaría de Pesca, Agroindustria y los de la Armada y el Ministerio de Seguridad. Acá hay dos ministerios que arriesgan la vida de su gente y gastan millones de dólares para evitar que nos roben el pescado y dos ministerios que no entienden nada.

RP: ¿La Argentina tiene una actitud indiferente con la Pesca INDNR en el Atlántico Sur?

MS: La Cancillería no tiene una política de defensa de los recursos del Atlántico Sur ni tiene iniciativa, no hay propuestas de nada. Es un problema que lleva 30, 40 años y nunca salió una sola idea de la Cancillería, hay muchos diplomáticos que han estudiado el tema, expertos que pueden encontrar una salida a este problema. Lo único que se puede rescatar es que la Argentina, cuando fue la reunión de la OMC en diciembre de 2017, intentó que se aprobara la resolución que prohibía los subsidios a la pesca ilegal y destructiva, objetivo de desarrollo sostenible que han firmado todos los países en la ONU para el 2020. La Argentina intentó que se aprobara pero es lo único que ha hecho; y esto de salir a estudiar los recursos con el Reino Unido está muy bien, la cooperación científica está muy bien pero no revierte la situación de la pesca ilegal.

RP: En un congreso sobre pesca INDNR en Perú, la Fundación Vida Silvestre y la Subsecretaría de Pesca Argentina presentaron como herramienta el programa de trazabilidad para la flota argentina. ¿En cuánto puede contribuir una herramienta que se aplica sobre las flotas legales a la pesca INDNR?

MS: -Está bien trabajar sobre la trazabilidad pero siguen enfocados sobre flotas que ya están reguladas, en cambio no hacen nada para parar a los barcos que lavan su captura en Montevideo y compiten en los mercados internacionales con las capturas legales de empresas argentinas. Es imprescindible llevar este tema a organismos internacionales, hay que llevar este tema a la Unión Europea. No entiendo por qué no buscan resolverlo.

RP: ¿Es posible encontrar una solución si la Argentina no enfrenta el problema ante Uruguay, China, el Reino Unido y España?

MS: No habrá ninguna solución si no se enfrenta el problema, no se entiende por qué Cancillería y Agroindustria no toman en serio el problema, pareciera que están esperando que se destruyan los recursos, esto es un problema para la pesca y para el turismo porque se destruye el ecosistema; pero a nadie parece importarle. No es necesario llegar a un enfrentamiento con estos países pero es imprescindible buscar una solución.

RP: ¿Qué proponen ustedes para terminar con la pesca INDNR?

MS: Mi posición es que la pesca en altamar debe prohibirse, ya hay estudios que lo avalan, el 90% de lo que se captura en aguas internacionales se lo quedan solo 10 países y además pescan en zonas aledañas a países en desarrollo. Está probado que si se prohibiera se protegería los ecosistemas costeros de más de 100 países. Es ilógico mantener la pesca en aguas internacionales, porque lo que se protege es la depredación, la destrucción de los ecosistemas, la contaminación en altamar, el abuso de los derechos humanos y el tráfico de armas y drogas. Que alguien me explique por qué es un problema prohibirla. En el mundo hay 220 países y solo 10 son los que se benefician a un alto costo para el resto. Esto que hoy parece una exageración en pocos años va a ser la única solución.

Revista Puerto

No hay comentarios