Por culpa de Di Filippo los diputados aprobaron una ley mal hecha y ahora no se pude cobrar el canon pesquero

Municipios aún no recibieron ningún pago del canon al langostino

La Ley que fija un arancel al cajón de langostinos desembarcado en los puertos provinciales fue aprobada en septiembre de 2018. Pasaron cuatro meses y las ciudades con terminales portuarias no recibieron un solo peso por ese gravamen. En los próximos días ingresará a la Legislatura una modificación para establecer las sanciones a las empresas que no abonen el canon.

El canon al cajón de langostino había generado fuertes expectativas en los municipios de Rawson, Puerto Madryn, Camarones y Comodoro Rivadavia y también en el Gobierno provincial, por los fondos que ingresarían y que serían derramados para solucionar grandes pasivos ambientales, algunos de ellos, de las propias empresas pesqueras. 

EL CHUBUT realizó un sondeo en los municipios que cuentan con puerto y todos coincidieron que hasta el momento no hubo liquidaciones ni transferencias a las intendencias. 

«De la temporada 2018 no se liquidó absolutamente nada», reconoció un funcionario municipal a este diario. 
En el caso de Camarones, desde el municipio habían reconocido el año pasado que esperaban ingresos anuales entre 20 y 25 millones de pesos por el arancel que está fijado por ley.

Los municipios de Rawson y Madryn recibirían tres veces más que Camarones por el volumen de descargas en los puertos locales. 

El Ministerio de Ambiente de la provincia del Chubut ya abrió las cuentas a nombre de cada municipio, aunque no las transfirió ni tampoco liquidó lo de la temporada 2018.

Cabe recordar, que la ley establece dos costos diferentes: Para las embarcaciones provinciales, el monto por cada cajón de langostinos descargado es el equivalente al valor de medio litro de gasoil de la empresa YPF. En el caso de los barcos nacionales, el precio es el de un litro de gasoil.

LA PESCA ENCONTRO UNA GRIETA

Una parte del sector pesquero analizó en profundiad la ley sancionada en la Legislatura y encontró artilugios legales para demorar el pago del arancel al cajón de langostinos. 

Cuando el Ejecutivo reglamentó la ley, determinó las penalidades a las empresas o embarcaciones que no paguen el gravamen.

 Sin embargo, los empresarios del sector consideraron que el Gobierno provincial no está facultado para articular las sanciones, sino que es la Legislatura quien las debe fijar. En este marco, esta semana ingresaría una modificación al proyecto de ley del canon al langostino para sanear esa falencia. 

Según pudo conocer EL CHUBUT, en las penalidades por incumplimiento de pago, el gobierno incautaría materia primera a las embarcaciones. 

No hay comentarios