Lograron aumento y ahora quieren que les paguen en negro

Ocurre en Rawson donde grupos de maquinistas y marineros plantean a sus armadores que prefieren cobrar una parte fuera del recibo de sueldo. Aducen el impacto del Impuesto a las Ganancias; algunos hasta amenazan con parar los barcos. Un tripulante que cobra 600.000 pesos mensuales tiene descuentos por 210.000 por el tributo.

La temporada de Rawson se retrasó un mes completo, con pérdidas multimillonarias, por el extenso conflicto que protagonizaron los sindicatos de los maquinistas y los marineros. Ambos sectores lograron aumentos extraordinarios con valores muy por encima que cualquier otra actividad productiva.

Los festejos y algarabía de los sindicalistas y principalmente de sus afiliados comenzó a menguar cuando se realizó la primera liquidación en base a los términos de los incrementos salariales pautados sobre los últimos días del mes de noviembre.

A mayor incremento salarial, mayor es el descuento que los asalariados reciben en concepto del Impuesto a las Ganancias, y en términos prácticos, en el “el bolsillo” termina bastante menos de los cálculos iniciales.

Esta circunstancia generó una situación inaudita y sin precedentes: los propios trabajadores y algunos dirigentes sindicales salen ahora a pedirle a los armadores y dueños de barcos de la flota amarilla que les paguen “una parte en negro”.

Lo que primero fue una sugerencia, que fue rechazada de plano por la mayoría de los propietarios de embarcaciones, ahora ya se comenzaría a transformar en amenazas de que impedirán sacar los barcos, si no les pagan una parte en negro para evadir el Impuesto a las Ganancias.

A modo gráfico, un tripulante que ahora cobra 600.000 pesos mensuales, recibe un descuento por este solo impuesto de 210.000 pesos; por esa razón quieren que los empleadores les liquiden un porcentaje por fuera del recibo de sueldo. Los maquinistas cobran bastante más que ese monto y de ahí el intento por “pactar” para defraudar a la AFIP.

La mayoría de los armadores se niegan a acceder a la insólita pretensión de un grupo de trabajadores y algunos dirigentes sindicales, ya que estarían incumpliendo los términos del Convenio Colectivo de Trabajo y las paritarias firmadas hace menos de dos meses, y por otro lado, las empresas quedarían lisa y llanamente expuestas a futuros reclamos por una mala o deficiente liquidación de los haberes.

Aunque parezca increíble, algunos gremialistas buscan alternativas para evadir al fisco y que el extraordinario aumento salarial que consiguieron a fines de 2018 se pague “una parte en negro”, hasta ofrecerían que les abonen (en el recibo) por menos días, pero no coincidiría con los días asentados en los roles de navegación de la PNA.

Algunos empresarios habrían accedido a la maniobra, mientras otros se oponen tajantemente, al punto que ya pusieron sobre aviso a las autoridades del Gobierno de Chubut y de la Secretaría de Trabajo, atento a las amenazas sobre la posible paralización de buques de quienes se nieguen a “pagar en negro”.

Revistapuerto.com.ar

1 comentario:

  1. Muestren algún recibo de sueldo que muestre qué un marinero gana 600.000 mil pesos por mes

    ResponderEliminar