Paro del SOMU: Los juegos del hambre


Desde el 1 de Octubre del corriente año, la tensión entre el SOMU, SICONARA y la Flota Amarilla de Puerto Rawson se ha ido acentuando. Las diferencias que tienen respecto a la recomposición salarial de los Marineros y Maquinistas parece irreconciliable.

En Argentina hubo paritarias durante todo el año 2018, y ninguna alcanzó la suma del 40% que actualmente se encuentra sobre la mesa en la pesca chubutense (algunos hablan de que informalmente se ofreció un 45%)
#ParoSomu Toda la Flota Amarilla de Rawson amarrada y sin pescar

Lo cierto es que la abrupta devaluación del dólar trajo aparejado cierta desesperación para participar de una mayor porción de la torta y al final pierden todos.

La mayor desventaja que tienen los sindicatos en lo que pasó en el país: ningún gremio consiguió semejante aumento (ni siquiera el que está sobre la mesa). La mayor defensa, es el gasoil, que tuvo un incremento desproporcionado en lo que va del año y es uno de los conceptos a tomar en cuenta en la “remuneración a la parte”.

Aquí aparece otro condimento impensado: el Canon Ambiental Pesquero, que ya fue reglamentado sobre la base de un litro de gas oil Premium, ahora impacta mucho mas fuerte para ambas partes: empresarios y sindicatos

Lamentablemente, en una paritaria o negociación sindical, el peor síntoma para el sector, es la ruptura total del dialogo, que es exactamente lo que esta sucediendo.

Los gremios comienzan a ponerse nerviosos, tocan bombos y organizan algunas marchas. Sin embargo, los empresarios no atienden los teléfonos y ya no quieren reunirse.

Consultados ambos sobre como ven el escenario en el corto plazo, el silencio parece ser una respuesta: “Los Juegos del Hambre”. Alguno se va a tener que rendir primero…

No hay comentarios