Denunciaron el mal estado de un barco y lograron que sea parado

(Foto: Osvaldo Traversaro / marinetraffic.com)

Se trata del buque Aldebarán, que ya había recibido denuncias el año pasado tras el hundimiento del Repunte. Desde la multisectorial Ningún Hundimiento Más recibieron las advertencias y lo denunciaron.

La multisectorial Ningún Hundimiento Más busca justicia para las víctimas de naufragios pero, como su nombre lo indica, también busca evitar que estas tragedias se repitan. Así fue como tomaron la voz de los trabajadores que no denuncian para no perder sus fuentes de trabajo y lograron que el buque Aldebarán sea parado en el Puerto de Mar del Plata por el mal estado en el que igualmente salía a la pesca de langostino.

Se trata de un buque de 53 años que, tal como publicó Revista Puerto, el año pasado su propietario, Leandro Ciccolella, había sido advertido por las modificaciones que realizó sobre la embarcación para la pesca de langostino y que hicieron que escore más de una vez poniendo en riesgo la vida de sus tripulantes y desafectando a aquellos que lo denunciaban.

Ahora, las denuncias sobre el barco hablan de la filtración de agua en la zona de camarotes que, ante la exposición de las mujeres de Ningún Hundimiento Más, no pudo ser ignorada por Prefectura y el barco debió ser sometido a reparaciones en el Puerto de Mar del Plata.

Las denuncias las impulsó Guillermina Godoy, cara visible de los familiares de las víctimas del Rigel, tragedia en la que paradójicamente el Aldebarán participó colaborando en las primeras horas en la búsqueda de los marineros.
Desde el acampe que mantienen hace 19 días, en diálogo con QUÉ Digital, Godoy comentó: “Hoy estoy recibiendo muchas denuncias de ese tipo. Vinieron marineros a contarme la situación. Las recibo y las denuncias las hago yo porque si se enteran los empresarios los echan. Hoy el barco se está arreglando en el Puerto y espero que lo saquen en condiciones”.

“Esto empezó con el Rigel pero siguen saliendo en malas condiciones. Le pedí a Gabriela Sánchez que me acompañara en la denuncia para sumar más, porque el barco seguía saliendo y el riesgo era terrible. Lo terminaron parando”, agregó, y además reclamó que el número telefónico disponible para hacer este tipo de denuncias sea atendido por otro organismo que no sea Prefectura: “¿Prefectura deja salir los barcos y le vas a denunciar que están en malas condiciones como si no lo supiera?”.

Ante esta situación, recalcó la importancia que se avance en los casos que aún se están investigando como el Repunte y en particular en el Rigel, donde permanecen con su pedido de que bajen los buzos a buscar a los trabajadores: “Cuando bajen a buscarlos, eso va a ayudar para que empiece a verse todo el problema que hay en el Puerto”.

No hay comentarios