Reparto de recursos, apertura anticipada y poca información del langostino en el CFP

Se distribuyó la reserva de merluza negra, se aprobaron proyectos de explotación de centolla por 5 años y la apertura anticipada de la temporada 2019 de calamar illex. Los biólogos pidieron al menos una cobertura mínima de observadores en la pesquería de anchoíta y se brindó información incompleta sobre langostino.

En el Acta 28 del Consejo Federal Pesquero se decidió aprobar la apertura anticipada de la temporada 2019 de calamar; también se presentó el acta de la reunión de Comisión de Especies Pelágicas en la que los biólogos solicitaron una cobertura mínima de observadores para poder avanzar en la certificación de la pesquería de anchoíta. Se brindó información muy escueta sobre langostino que no permite saber cuál es la real evolución de la pesquería y se repartió la reserva de Administración de merluza negra. También se aprobó la emisión de cinco permisos de pesca para la explotación de centolla por cinco años.

La temporada de calamar iniciará el 7 de enero

Las cámaras de buques poteros (CAPA) y de congeladores (CAPeCA) solicitaron la apertura anticipada de la temporada de calamar 2019, en función de los resultados obtenidos en la temporada 2018.

“En la consulta efectuada al INIDEP el año pasado, éste ha expresado que a partir de la información proveniente de las capturas y el muestreo biológico realizado a bordo de los buques poteros y de las campañas de investigación que ha realizado el INIDEP en la región durante varios años en el mes de enero, se observó que el SDV se distribuye entre los 44º y 48º de latitud Sur, al oeste del meridiano 62º de longitud Oeste, con una muy baja o nula coexistencia con el Stock Sud-patagónico, por esta razón esa sería el área con mayor posibilidad de pescar el SDV en enero sin afectar el SSP”, señalaron textualmente.

Con esa información se decidió por unanimidad aprobar la apertura anticipada de la temporada de calamar illex al sur del paralelo 44º Sur, a partir de la hora cero del día 7 de enero de 2019. Sería importante que además de garantizar la apertura anticipada se comprometieran a llevar a cabo la campaña de prerreclutas que debe realizarse cada año en esa época y que desde hace cuatro años no se hace, a pesar de la importancia que tiene para el manejo sustentable del recurso.

Reparto de merluza negra

Se distribuyó la Reserva de Administración de merluza negra correspondiente al 15% de la captura máxima establecida para el corriente año, que fue estimada en 600 toneladas tras descontar 43,4 toneladas que se prevé serán capturadas como fauna acompañante.

La empresa Argenova recibió 187 toneladas para los barcos Argenova XIV; XXI y XXII; Newsan 169 toneladas para el Echizen Maru, respecto del cual todavía no se conoce la resolución que lo libere del sumario que tiene pendiente desde hace ya más de tres años; y Estremar recibió 154 toneladas para el buque Centurión del Atlántico. Por último, el barco Tai An de Glaciar Pesquera recibió 90 toneladas.
Langostino

Respecto de la situación del recurso es imposible saber qué está pasando realmente en la pesquería si debemos guiarnos por el recorte que hacen habitualmente en las actas. De hecho en el Acta 27, cuando tomaron vista del Informe Nº 110, los Consejeros omitieron la recomendación hecha por los investigadores de “considerar el cierre de la pesquería”.

Por lo tanto el hecho de que ahora, en un recorte caprichoso del Informe Nº 128, nos informen que entre el 24 de septiembre y el 7 de octubre la flota encontró una concentración de langostino entre los paralelos de 44º y 45º S con una proporción del 89% de categorías L1 y L2, no aporta nada. A este nivel ha llegado la nula credibilidad de este Consejo Federal Pesquero.

Siguiendo con temas referidos al langostino, la cámara de buques fresqueros de Chubut (CAFACH) ingresó una nota en referencia a las características técnicas de los cajones de los fresqueros, haciendo alusión a la Resolución 7/18 del CFP.

“Se requiere a la Autoridad de Aplicación que proceda a convocar a la comisión prevista en el artículo 26 de la Resolución 7/2018, según el cual: …A partir del año 2019 se establecerán las características técnicas de los cajones que emplearán los buques fresqueros. A tal fin, la Autoridad de Aplicación convocará a una comisión a fin de formular una recomendación al Consejo Federal Pesquero”, señalaron los consejeros en el Acta 28.

En la Resolución 171/18 de la Secretaría de Agroindustria ya se estableció que a partir de 2019 los cajones deberán pesar 15 kilos; lo que queda en evidencia con esta respuesta del Consejo es que se ha incumplido con el artículo 26 de la Resolución 7, al establecer sin acuerdo previo un peso determinado por cajón.

Por último, CAPeCA solicitó que se dé apertura al área comprendida entre los paralelos de 44º y 44º35’ Sur y los meridianos 63º30’ y 64º Oeste. Si bien los integrantes del Consejo tomaron conocimiento de la nota, no aclaran si será remitida al INIDEP para su análisis.

Comisión de seguimiento de especies pelágicas

El 2 de octubre el área de Gestión de Pesquerías realizó una presentación sobre la evolución actual de la pesquería y desembarques, mientras que el área de Economía Pesquera presentó la evolución del comercio exterior de la caballa y anchoíta.

Por su parte, desde el INIDEP brindaron información biológica y sobre el estado en que se encuentra la certificación por el MSC de la anchoíta. En este punto se puso en evidencia que la pesquería no cuenta con un mínimo de observadores que permita acceder a información sobre la especie, algo fundamental para alcanzar la certificación, sobre todo cuando tampoco se cuenta con campañas de evaluación.

Las empresas presentes solicitaron ayudas públicas para recuperar las pesquerías de especies subexplotadas, entre las que incluyeron a la anchoíta, la caballa y “especialmente túnidos”. Plantearon las dificultades que encuentran en el desarrollo de la pesquería de pelágicas y pidieron que se les permita pescar durante “las paradas biológicas de forma permanente”, algo que ya fue concedido para las embarcaciones que no hayan participado en la pesquería de langostino, según consta en el Acta 18/18 del CFP. Por último, indicaron los Consejeros que los armadores solicitaron que se analice el bycatch de la pesca dirigida a pelágicas.

La centolla ya tiene quien la pesque

Se repartió por los próximos cinco años la explotación de la centolla, quedando aún por definir el ingreso de la empresa Food Partners. Si bien ésta no reuniría las condiciones, no agotó aún los esfuerzos por colarse entre los beneficiados.

En el marco de la Resolución 13 del CFP que definió el plan de manejo para la explotación de la centolla, se presentaron seis proyectos de diferentes empresas, de las cuales tres recibieron un permiso por cinco años para explotar el recurso, una por cuatro años y otra quedó supeditada al informe que eleve la Asesoría Letrada de la Subsecretaría de Pesca.

Si bien la Resolución preveía la incorporación de seis barcos solo se presentaron cinco proyectos. Una de las empresas que logró incorporar un barco es Centomar: le otorgaron un permiso de pesca por cuatro años para el buque Talismán con autorización exclusiva para la explotación de crustáceos bentónicos.

La firma Bentónicos de Argentina obtuvo dos permisos de pesca por cinco años, uno para el Tango I y otro para el Tango II, con los que operará entre los paralelos 43º30’ y 52º de latitud Sur, siendo esta el área delimitada para todos los barcos. La empresa Crustáceos del Sur también consiguió un permiso por cinco años para el barco Dukat, al igual que la firma Wanchese Argentina para el buque Atlantic Express.

Con esta distribución la explotación de la centolla queda mayoritariamente en manos de empresas de capitales rusos. La que quedó afuera por el momento es la firma Food Partners Patagonia, cuyo proyecto no cumpliría con los requisitos establecidos en la Resolución 13, motivo por el cual la presentación fue girada al Asesor Letrado de la Subsecretaría.

Fuente: Revista Puerto

No hay comentarios