“La caída del código de seguridad demuestra que Prefectura trabaja”

Raúl Rodríguez es el jefe de la fuerza en Mar del Plata, cuya terminal marítima acaba de perder la categoría al caérsele la certificación del código de seguridad internacional en las terminales 2 y 3.

Vestido de uniforme, el prefecto Mayor Raúl Rodríguez se parece al General Juan Domingo Perón. Estaba de vacaciones cuando el puerto local perdió la certificación del código de seguridad para la protección de buques e instalaciones portuarias (PBIP) de la Organización Marítima Internacional del que Argentina adhiere como país miembro.

“Si quieren tener el acta de la supervisión se lo deben pedir al Consorcio Portuario. Desde Prefectura se lo notificó de las observaciones que se hicieron en el recorrido”, dice el Jefe, casi dejando sin sentido el objetivo por el cual este medio le pidió la entrevista.

Rodríguez no brinda información oficial pero desea hacer algunas aclaraciones en torno a lo que se dice sobre la pérdida del código por parte de la administración que encabeza Martín Merlini.

“En todos estos días he escuchado un montón de cosas que me gustaría aclarar. Se habla de puerto seguro o no seguro y eso no existe. Después del 11 de Septiembre, del atentado a las Torres Gemelas, se implementó un sistema a través de la OMI, un código para garantizar la seguridad de los barcos.

Todos los barcos tienen un sistema de seguridad propio. Luego se amplió a los puertos porque los barcos entran en relación con ellos, trabajan con la instalación portuaria, por eso el PBIP. Lo que acá estaba certificado y dejó de estarlo son las Terminales 2 y 3, los muelles 2 y 3 que es donde operan los buques internacionales. Cuando el puerto no tiene la declaración del certificado como ocurre ahora, la situación cambia y el buque debe aumentar sus condiciones de seguridad al trabajar en una instalación no habilitada. No podemos decir segura o no segura.

RP: Pero no es lo mismo que esté habilitado que no lo esté, se entiende que si está habilitado es más seguro.

RR: Sí, puede ser, pero en el código esas palabras no existen. En otros puertos esos barcos pueden ser sometidos a mayores controles porque operaron en un puerto sin código. No la carga, porque la carga venía en un buque certificado. Es conveniente que los puertos tengan la declaración de cumplimiento para que buques y el puerto puedan trabajar en similares niveles. Argentina se ubica en el nivel inicial de la declaración, el nivel 1, y Mar del Plata no está en ese nivel.

RP: Hay muchas dudas en cuanto a la cantidad de falencias que se relevaron en la supervisión de Prefectura. El Presidente del Consorcio ha dicho que son 13, pero en algunos medios sostienen que son 31.

RR: Puede ser uno solo y eso genera que se caiga la declaración. Reitero, no estoy en condiciones de dar esa información por propias cuestiones de seguridad. Vos no le decís a tus vecinos el código de tu alarma. Si Prefectura ve que no se cumplen los niveles de protección adecuada retira la declaración como ha ocurrido en este caso.

RP: ¿Cada cuánto se realizan esas supervisiones para evaluar las condiciones de seguridad en Mar del Plata?

RR: Se realizan de manera periódica y esta vez la Dirección de Protección Marítima y Puertos determinó que con esas observaciones no se reunían las condiciones de seguridad para que pudiera mantenerlo.

RP: En la anteúltima que hicieron a las terminales 2 y 3 Mar del Plata no perdió el código. En la última sí se lo quitaron. ¿Qué cambió entre una y otra supervisión, qué cosa dejó de funcionar que obligó a retirar la certificación?

RR: Eso lo debe decir el Consorcio… Se encontró esto, esto, esto y lo otro.

RP: Martín Merlini ni siquiera se lo comunicó al Directorio, imagine si va a hacerlo público…

RR: Prefectura no puede ser específico en este tema porque es algo sensible para la seguridad.

RP: ¿Cuántos puertos tienen el código vigente?

RR: No manejo el litoral marítimo pero vamos a separar las cosas. Hay puertos que tienen varias terminales; Quequén por ejemplo, tiene terminales que son independientes, donde hay dos códigos, dos planes independientes. Supongamos que certifiquen mañana la posta de inflamables porque va a venir un buque petrolero de afuera… En ese caso sería conveniente y recomendable que se certifique la Posta de Inflamables para que estén en el mismo nivel. En Buenos Aires todas las terminales son distintas, antes era de libre paso, ahora no ves el agua.

RP: El código se estableció en 2004. ¿Cuántos puertos lo perdieron?

RR: No recuerdo que alguno lo haya perdido. Si lo queremos mirar por el lado malo, se puede hacer, yo prefiero mirarlo desde otro lado. Si fuéramos unos burócratas llenapapeles, no habría inconvenientes. Lo que pasó acá demuestra que en Prefectura Mar del Plata hacemos lo que tenemos que hacer, trabajar para velar por la seguridad. No nos gusta perder el código ni avisarle al mundo marítimo y portuario que Mar del Plata lo ha perdido.

RP: No le funciona el control de acceso, el sistema de alarmas, tiene deficiencias en el sistema de cámaras, en el perímetro… ¿Tiene que recuperar todas o con algunas alcanza?

RR: Eso se evalúa.

RP: Mantener funcionando los controles de acceso debe ser clave para mantener el certificado, pero hace más de ocho meses que el Consorcio no tiene la lectora de plásticas funcionando y no sabe si el vehículo que ingresa está o no habilitado, y sin embargo el código se mantuvo, ¿por qué?

RR: Muchas veces porque se ofrecen alternativas. Cómo se hace para reemplazar lo que por distintas circunstancias no funciona. No es lo mismo el control de personas y vehículos con o sin la presencia del buque extranjero amarrado en el muelle de ultramar. Cuando opera el buque se extreman esos controles y hay una segunda valla a metros del buque que garantiza que la operatoria se desarrolle con seguridad.

RP: En el Consorcio creen que lo resolverán de manera más sencilla, que se recuperará en las próximas semanas. ¿Usted opina lo mismo?

RR: Ojalá que lo recuperen pronto… La semana pasada estuvo un auditor. Cambia quién realiza las visitas. Si el código se mantiene se realiza una supervisión. Cuando se pierde, llega un auditor. El Consorcio debe elaborar un plan y resolver todas las observaciones que se le formularon para que la Prefectura pueda darle una nueva declaración.

Fuente: Revista Puerto

No hay comentarios