El SOMU de Rawson inició retención de servicios

El sindicato de los marineros resolvió comenzar una medida de fuerza en el conflicto que mantiene con la flota amarilla. Venció la conciliación en la instancia provincial dicen que acatarán la extensión de cinco días, tras lo cual paralizarían el puerto.

Sin mayores sorpresas, tal como se preveía ante las posturas distantes que mantuvieron las partes durante el proceso de conciliación obligatoria dictada a nivel provincial por la Secretaría de Trabajo de Chubut y al no haber prosperado tales tratativas, el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) inició ayer una retención de servicios que alcanza a los barcos de la flota amarilla.

La autoridad laboral provincial dicta la extensión del plazo por otros cinco días, el gremio afirma que lo acatará, tras lo cual avisan que paralizarán por completo y por tiempo indeterminado la actividad de Puerto Rawson.

El delegado del SOMU capitalino, Cristian Colín, confirmó que “se ha comenzado con una retención de servicios por la falta de precio del langostino. Se venció el 1 de octubre la última acta acuerdo vigente, y hasta ahora no se actualizó el precio del langostino para calcular los salarios de los marineros. Se dictó una conciliación, la acatamos, y venció el 23 de octubre. No encontramos resultados positivos a lo que venimos planteando desde hace tiempo”, describió al dar cuenta de una inicial medida de acción directa que terminaría en un paro total al concluir la extensión de la conciliación.

Colín explicó que “tenemos un esquema de sistema a la parte, es decir, el marinero tiene que hacerse cargo de parte de los gastos del barco y uno de los principales insumos es el gasoil. Estamos pidiendo cobrar 1,40 dólares, en pesos, y en ese punto estamos trabados. Estamos lejos del acuerdo, pero hubo una devaluación muy importante y afecta el poder adquisitivo de los trabajadores”, argumentó.

Por otra parte, dijo que a los marineros “no nos pueden comparar con trabajadores de tierra, son rubros totalmente distintos, nosotros arriesgamos la vida. Las negociaciones están paralizadas y hasta que no haya acuerdo habrá medidas de fuerza”.

El delegado del SOMU Rawson manifestó que “quedan cinco días más de conciliación obligatoria y lo vamos a acatar. Vamos a salir a trabajar porque sabemos que de nuestro trabajo depende mucha gente”.

No obstante, un paro total del SOMU afectará de lleno el trabajo de la descarga en puerto y desabastecerá las plantas de procesamiento de Rawson, Trelew, Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn con el consecuente impacto en los bolsillos de los trabajadores de la alimentación.

Sobre esto, Colín dijo que “cuando la estiba o los muchachos del STIA están negociando sus salarios, nosotros no nos metemos. No queremos perjudicar a nadie. Estamos dispuestos al diálogo y que se llegue a una solución”.

Vale mencionar que la flota amarilla había ofrecido un incremento salarial del 40 por ciento, más una cláusula gatillo de revisión a fin de año en base a la inflación final de 2018; el sindicato lo rechazó. La cámara signataria del convenio prevé continuar las negociaciones a nivel nacional para intentar destrabar el conflicto, comenzar la temporada en aguas provinciales y evitar una alteración de la paz social.

Revista Puerto

No hay comentarios