Cursos de capacitación para mantener el subsidio

Los obreros no registrados del pescado que cobran el beneficio del Programa Hacemos Futuro se instruyen en diferentes ejes temáticos o terminan la escuela como requisito obligatorio para mantenerlo.

El mes que viene los obreros no registrados de la industria del pescado que reciben el subsidio del Programa Hacemos Futuro, deben presentar el Formulario de Terminalidad Educativa (FOTE) con el que acreditan ante las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que están cumpliendo con su formación educativa.

En la sede del SOIP todos los días, entre las 13 y las 18, funcionan distintas comisiones de docentes y alumnos que asisten para terminar su formación primaria o secundaria. Es un requisito obligatorio que deben demostrar los beneficiarios del subsidio a través del FOTE.

Son cerca de 2500 trabajadores precarizados de la industria pesquera marplatense los que comenzaron a cobrar un subsidio a fines del año pasado. Si bien para los efectivos duró tres meses, para los eslabones más vulnerables la ayuda continúa y asciende a 4700 pesos mensuales.

Para quienes han cumplido con los niveles de la educación formal, el programa asistencial exige que completen 64 horas anuales de distintos cursos de capacitación que promueve el propio Ministerio.

Esta iniciativa brinda herramientas que tiene como objetivo la formación para mejorar las condiciones de empleabilidad de quienes forman parte de la propuesta.

En el SOIP ya se completaron los cursos sobre manipulación de alimentos y nociones básicas de economía.

Desde el Ministerio advirtieron que buena parte de las beneficiarias del subsidio no estaban cumpliendo con la capacitación y dispuso de un nuevo curso sobre Género y Diversidad.

Silvana Sosa es una de las operadoras integrales del curso que comenzó la semana pasada y seguirá los próximos martes y jueves en el salón de usos múltiples del Sindicato.

“Fue tanta la demanda que primero tuvimos que desdoblar el curso en dos días y luego sumar otro más para darle lugar a todas”, dice la docente.

El cuaderno en que los dirigentes del SOIP anotan a los inscriptos ya superó los 300 lugares. La gran mayoría son mujeres.

Si no presentan el FOTE en el control del mes que viene desde el Ministerio activan la rápida baja del subsidio. “Hubo un control en marzo y ahí ya dieron de baja a varios porque no lo presentaron”, contó un allegado a Ledesma a este medio.

Revista Puerto

No hay comentarios