Cayo Largo pidió la revocatoria de la suspensión del María Gloria

La empresa armadora formuló el pedido al Subsecretario de Pesca luego que transcurrieran los 5 días sin que la autoridad de aplicación se expidiera ante la impugnación de la sanción. “Inmoviliza de manera ilegal el buque con el único propósito de generarnos un daño directo”, se quejaron. Bosch dijo que cometió una “falta grave”.

Cayo Largo, la empresa armadora del buque fresquero María Gloria, solicitó al subsecretario de Pesca, Juan Bosch, que disponga la “inmediata revocación de la suspensión preventiva” del despacho a pesca, sanción que consideran “ilegal”.

La nota a la que tuvo acceso este medio fue firmada por María Soledad García e ingresó en la Subsecretaría el pasado 9 de octubre.

Tal como contó REVISTA PUERTO en el día de ayer, el mes pasado la Dirección de Control y Fiscalización los infraccionó por negarse a pesar el marisco aunque la sanción fue por cometer una falta tipificada en el artículo 1° de la Resolución 408/2003, la cual establece que todos los buques deberán desembarcar sus capturas en forma clasificada de modo tal que las cajas, cajones o equivalentes no contengan más de una especie o producto en forma simultánea,

El acta de descarga original no contiene observaciones, aunque luego la Dirección de Control y Fiscalización, por instrucción directa de Bosch, dispuso la suspensión preventiva del buque, un año después de ocurrido el hecho.

Pese al descargo formulado se le aplicó una multa de 120 mil pesos y Prefectura los notificó el 20 de septiembre de la suspensión preventiva del despacho a pesca. Cayo Largo impugnó el acto mediante un recurso administrativo ante el propio Subsecretario.

La empresa armadora solicitó la revocación ajustándose a la Disposición 111/2004. En el Art. 4 establece que la autoridad podrá suspender preventivamente la inscripción del presunto infractor en los registros hasta tanto se dicte disposición definitiva o se cumplan 60 días desde la imposición de la medida.

Ante la impugnación, la autoridad de aplicación tiene cinco días para expedirse sobre la continuidad o revocatoria de la medida dispuesta, sin suspensión de la tramitación del procedimiento.

“Los plazos están vencidos y Bosch nunca se expidió”, dijo Eduardo García, armador del buque infraccionado.

Desde la empresa siguen cuestionando los manejos arbitrarios del Subsecretario de Pesca. Aseguraron que con su acción “inmoviliza de manera ilegal el buque con el único propósito de generarnos un daño directo ya que la vara del Subsecretario no es la misma para casos realmente graves de violaciones a la normativa pesquera”.

Ante la consulta de este medio, Bosch rechazó las acusaciones. Sostuvo que en el sumario “hay un informe del Inspector que dice que el armador se negó a que lo fiscalicen.

“Es una falta muy grave”, aseguró el Subsecretario, en tanto invitó a este cronista a pedir vista del sumario en el área Jurídica del Ministerio de Agroindustria, como forma de acceder al informe del Inspector.

Fuente: Revista Puerto

No hay comentarios