Capacitaron a las direcciones técnicas de plantas pesqueras

Senasa junto a Ingeniería Pesquera de la UTN busca brindar las últimas actualizaciones en legislación alimentaria, y aspectos normativos, como también los requerimientos reglamentarios de UE, FCA y terceros países.

Durante el pasado jueves 27 y viernes 28 de septiembre, en el Aula Magna de UTN Facultad Regional Chubut, se desarrolló el primer encuentro de la capacitación “Actualización profesional en dirección técnica de establecimientos dedicados a la conservación y procesamiento de productos pesqueros”, proyecto financiado por el Consejo Federal Pesquero y UTN FRCH, y elaborado con la colaboración de SENASA.

El Código Alimentario Argentino establece las disposiciones higiénico sanitarias, bromatológicas y de identificación comercial que deben cumplir las personas físicas o jurídicas, los establecimientos y los productos que se enmarcan en su órbita. Según el Capítulo II del Código Alimentario Argentino, es un requisito obligatorio para todos los establecimientos que elaboren, fraccionen, comercialicen y/o distribuyan productos alimenticios, tener un Director Técnico a cargo. Asimismo, la figura del director técnico está establecida en la Res. 791/17 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria-SENASA, la cual incorpora la obligatoriedad de contar con los servicios de un director técnico para los establecimientos comprendidos en el ámbito de aplicación del citado reglamento.

Esta capacitación surge al considerar la necesidad de actualizar, consolidar e informar las incumbencias, tareas y responsabilidades de los profesionales que desarrollan las actividades en el sector pesquero. Entre los objetivos se busca brindar las últimas actualizaciones en legislación alimentaria, y aspectos normativos inherentes a establecimientos elaboradores y sus productos.

En tanto, también se hace hincapié en la evaluación bromatológica de especies de relevancia productiva, empaques y rotulado obligatorio en Argentina y países destino y, en ese marco, en la profundización de conocimientos sobre problemáticas referidas a cadena de frío y transporte.

La apertura de la capacitación la realizaron la ingeniera Soraya Corvalán, directora del proyecto y directora del Departamento Ingeniería Pesquera; y la licenciada Cecilia Castaños, codirectora del proyecto y directora de Grupo de investigación GIDTAP.

La capacitación contó con la presencia de destacados docentes: el médico veterinario Fabián Ballesteros, director de Inocuidad de Productos de la Pesca y Acuicultura de SENASA, desarrolló contenidos referidos al rol de directores técnicos en la industria, normativa específica vigente del sector y requerimientos reglamentarios de UE, FCA y terceros países. El funcionario de SENASA resaltó “la importancia de la inclusión de ingenieros pesqueros, que nutre y beneficia el sector pesquero”.

A continuación, Marcela Álvarez, funcionaria de la Subsecretaria de Pesca de Nación, disertó sobre el marco regulatorio e importancia del sector pesquero en la Argentina, y acciones realizadas referidas a las modificaciones en el Código Alimentario Argentino y protocolos de sellos de Alimentos Argentinos. En el segundo día de capacitación Corvalán y Gurisich se explayaron sobre temáticas de cadena de frío, desvíos y acciones correctivas, mientras que el veterinario Guillermo Parodi desarrolló contenidos sobre transporte de productos pesqueros, requisitos y condiciones. El cierre lo realizó Fernando López, consultor independiente en empresas pesqueras, que trató sobre empaques y rotulado obligatorio, información específica requerida por países destino y vida útil de productos pesqueros.

El desarrollo de la capacitación contará con tres encuentros en el año y una repetición completa durante el primer cuatrimestre del próximo año.

La capacitación está destinada principalmente a profesionales que desarrollan su actividad en el sector pesquero: profesionales independientes y de establecimientos de procesamiento pesquero-acuícola, personal técnico de entidades de fiscalización de la administración pesquera-acuícola.

Fuente: Revista Puerto

No hay comentarios