La lluvia y el viento eleva los niveles de toxina y comienza a afectar al mejillón en las Rías gallegas

El Intecmar ha constatado altos niveles de dinoflagelados en la Ría de Muros-Noia, lo que ha provocado los primeros cierres de polígonos de mejillón y áreas de marisqueo.

El organismo de control de la Xunta ha constatado también que esta proliferación de fitoplancton tóxico se va a extender por todas las Rías gallegas, debido a factores metereólogicos combinados de lluvias y vientos del sur.

Intecmar ha constatado la subida entre la toxina amnésica (ASP), la diarréica (DSP) y la paralizante (PSP). Otras estaciones donde se han detectado niveles de estas toxinas son Rande, Bueu, Tambo, Ons, Cabo de Cruz (Boiro) e incluso en la ría de Ares-Betanzos.

Una situación especialmente preocupante para el sector mitilicultor que ha incrementado los desembarcos para mitigar el impacto en la campaña, tanto para la industria de las conservas y cocederos, como en el mercado fresco, que conforman las depuradoras.

El molusco se encuentra en su mejor momento de calidad, tamaño y rendimiento, lo que hace que suba la demanda desde Italia, especialmente afectado en este momento a causa de las elevadas temperaturas experimentadas este verano.

Fuente: Mis Peces

No hay comentarios