INFINITAS PARITARIAS: El SOMU rechazo el 40% de aumento


Luego de varias reuniones en la Secretaria de Trabajo del Chubut donde participaron referentes del gremio del Somu, que agrupa a los marineros de la Provincia de Chubut, la CAFACH (Cámara de la flota amarilla de Chubut) y algunas empresas aisladas, se marcaron posturas enfrentadas y muy distantes entre si, situación que pone de manifiesto que hasta el día de hoy predomina la falta de acuerdo luego en la paritaria del 2018, para la próxima ZAFRA.

Recordemos que el acta acuerdo de la flota con el Somu que establece los valores actuales de trabajo tiene vigencia hasta el 01 de octubre del 2018.

En un primer encuentro la Flota Amarilla presentó una propuesta del 27% de incremento en el valor del langostino, tomando como base las paritarias de otros gremios del sector; la cual fue rechazada rotundamente. 

Días después, fracasada la primera audiencia, se plantearon las necesidades de ambas partes y se comprometieron a presentar un ajuste acorde con la expectativa de la perdida del valor adquisitivo de la moneda.

Entonces, en un tercer encuentro la flota acerco su última propuesta, que consiste en un aumento del 40% para el valor del marisco, con una posible clausula gatillo en caso de que la inflación sea mayor a lo esperado (42%), propuesta que también fue rechazada por el sindicato. 

Con una dura e inflexible postura a la hora de negociar, el sindicato mantiene su posición de dolarizar el convenio, lo que hace comienza a quebrar relaciones y el fluido dialogo.

Consultados algunos empresarios, fueron muy cautos para evitar entorpecer el escenario adverso que se viene, pero manifestaron: “…al ofrecer el 40% de incremento en el valor del langostino se esta proponiendo un aumento por encima de los demás gremios del mismo sector y entendemos que es razonable por alcanzar la expectativa de inflación para todo el año. No es posible dolarizar el convenio y no lo vamos a hacer. Toda nuestra economía se rige en pesos argentinos. La flota amarilla vende sus capturas, paga impuestos y realiza sus compras en pesos, no hay fundamentos para dolarizar el convenio.

Este panorama, inflexible y con cada vez menos comunicación, impulsa a la Flota Amarilla a continuar sus negociaciones en la ciudad de Buenos aires con la intervención del ministerio de trabajo de Nación.

No hay comentarios