Denunciarán a funcionarios de pesca por abuso de autoridad

La suspensión de varios barcos fresqueros en el puerto de Bahía Camarones desató un fuerte enfrentamiento entre armadores y autoridades pesqueras. Accionarán ante la Procuraduría de Investigaciones Administrativas por la dilación en la publicación de la Resolución 171 que habría generado varias acciones irregulares.

El 14 de septiembre un grupo de barcos fresqueros fue suspendido preventivamente por 30 días. Los propietarios de los buques Araucania, Ciudad Feliz, Felix Augusto, Sfida, Temerario, María Gloria, Nono Pascual, Huafeng 820, Huafeng 817, Mario R, Gurises, Portobelo I, Tabeirón Tres y Punta Pardelas podrían reducir la sanción a 15 días si se allanasen sin protesta; pero no parece ser el camino elegido por la mayoría. Han solicitado una audiencia con la gobernadora María Eugenia Vidal y con el ministro Dante Sica para plantear sus reparos respecto de la sanción, sobre todo porque ha sido considerada falta grave.

Pero además los afectados por la medida presentarán una denuncia en la Procuraduría de Investigaciones Administrativas por las irregularidades que habrían cometido las autoridades durante el lapso transcurrido entre la sanción de la Resolución 7 del Consejo Federal Pesquero y la Resolución 171 de la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca que legitimaba su aplicación. Pedirán también una auditoría para saber cuántas actas labraron los inspectores en este año y cuántos sumarios se abrieron.

Mariano Retrivi es el armador el barco Sfida, uno de los que se encuentran amarrados a muelle por haber sobrepasado el peso permitido de langostino por cajón, pero al igual que sus pares considera que la sanción fue mal aplicada.

REVISTA PUERTO: ¿Qué es lo que cuestionan de la sanción que se les aplicó?

MARIANO RETRIVI: Nunca se pesa en muelle, recién comenzaron a hacerlo este año. Por ejemplo, Pesca de la Provincia de Chubut pesa en la planta y toman los promedios que tienen que tomar, que fue lo que pasó en mi caso y les dio 17 kilos. Pesca de la Nación, en cambio, con una balanza que ellos trajeron pesaron el cajón entero y por eso da más, lo pesaron sin volcarlo y no vieron el peso real de materia prima. Ahora supongamos que hicieron todo bien, dónde dice que se tiene que aplicar una suspensión provisoria.

RP: Lo dice la Resolución 171 que es la que deberían haber aplicado.

MR: La Resolución 171 es del 5 de septiembre y este acta es del 19 de julio; por lo tanto no se puede hacer retroactiva.

RP: Pero el problema es que les aplicaron la Resolución 153 cuando había sido derogada por la Resolución 171.

MR: Si me aplican la Resolución 171, me están castigando por seis langostinos por cajón. Pero además no la podían aplicar porque no estaba vigente al momento de la infracción, eso fue lo que nos dijo Bosch (por el Subsecretario de Pesca); entonces como no pudo aplicar la 171 aplicó la 153. Jamás se aplicó multa por traer más de 18 kilos.

RP: No parece ser un argumento de peso que no se haya aplicado, se debería haber aplicado.

MR: Está bien… ¿Pero se puede considerar falta grave? La suspensión preventiva es una facultad que tiene la autoridad para faltas graves, como pescar en la veda.

RP: Pero la Resolución 171 establece la suspensión preventiva para los casos en que se sobrepase el peso permitido de los cajones. Y al estar vigente al momento de librar la infracción es la que tienen que aplicar.

MR: Ahí está la responsabilidad del funcionario, el 19 de julio se labra el acta, el 5 de septiembre se sanciona la Resolución 171, es decir que durante todo ese tiempo no hubo plan de manejo y me gustaría saber cómo hicieron para que entren los barcos que no estaban contemplados por esa norma, cómo hicieron para darle cupo social a las provincias, que a la vez la provincia lo usó para otorgarlo a buques sin permiso. El Consejo Federal fija políticas, se requería la resolución del Secretario para aplicarlas, ése es el gran error de Bosch. El problema fue que tardaron demasiado en firmar la 171, siguió corriendo el reloj y el 14 de septiembre aplicaron la Resolución 153 cuando ya estaba derogada.

RP: ¿Ustedes consideran que tampoco se les puede aplicar la Resolución 171?

MR: El tema es que no te pueden aplicar una norma en forma retroactiva, se aplican desde su sanción. El problema es que tardaron mucho en firmar esa resolución, acá hubo abuso de autoridad porque más allá de que me corresponda una sanción porque me pasé y los límites están para cumplirse, no puede ser considerada una falta grave traer seis langostinos de más por cajón. Se trabaja en un ambiente hostil donde no se puede ser exactos, no estamos contrabandeando langostino, declaramos todo, se fiscaliza… Acá es donde se ve un avasallamiento fuerte contra este tipo de barcos y una gran irresponsabilidad del Estado al entorpecer la producción. Supongamos que lo mío fue un desastre, está bien que me castiguen con una multa con un valor que me duela, pero parar el barco 15 o 30 días implica un castigo enorme, no solo para el armador sino para la gente del barco, de la planta y para todos los que intervienen en la producción en un momento en el que se necesita trabajar y exportar.

RP: Lo cierto es que la única sanción que realmente les duele a los armadores es tener el barco en el muelle; porque sanciones económicas se han aplicado y siguieron infringiendo las normas como pasó con el abadejo.

MR: Es cierto y el problema es la ineficiencia de los administradores que dejan ventanas abiertas para que pasen estas cosas. Si ponen una multa onerosa nos vamos a cuidar y no van a joder al que está esperando la materia prima para procesar. Toda la gente que procesa la mercadería que trajeron estos barcos se queda sin trabajo, qué culpa tienen. La función del funcionario es controlar que pesquemos como corresponde, que cada vez haya más trabajo y que acompañen la producción y al que saca el pie del plato se lo castigue, pero no toda la cadena productiva, eso es lo que yo creo, quizás estoy equivocado.

RP: Pero aunque consideren una injusticia quedar suspendidos por pasarse en el peso de los cajones, a partir del 5 de septiembre todo aquél que se exceda, por la Resolución 171 quedará en muelle por 15 o 30 días.

MR: Sí, porque la 171 es un bochorno enorme, acá no están evaluando que cuando estás pescando no podés tener una sintonía tan fina y el daño que generan con estas sanciones es muy grande.

RP: ¿Van a llevar a cabo alguna acción contra la decisión de la Subsecretaría?

MR: Ya propusimos a todas las cámaras reunirnos con el ministro Dante Sica y con la gobernadora María Eugenia Vidal, que ya se está tramitando y les recordamos que se reeditan los problemas porque esto ya lo vivimos cuando nos infraccionaron por traer mercadería sin pesar y clasificar en el variado costero y nos infraccionaron a todos.

RP: ¿Nunca les aplicaron las sanciones?

MR: No solo no las aplicaron sino que nos dieron la razón, durante 50 años se clasificó en planta, querían clasificar en muelle y hoy se sigue clasificando en planta porque era inaplicable.

RP: ¿Se cerró el sumario?

MR: Nunca cerraron los sumarios, no sé que hicieron con eso, ése es otro problema.

RP: ¿Van a impulsar algún tipo de denuncia?

MR: Voy a proponer a las cámaras y si no lo haré de forma personal, denunciar el abuso de autoridad ante la Procuraduría de Investigaciones Administrativas, me parece que vale la pena hacerlo porque esto debe ser investigado por este ente especializado en corrupción y en irregularidades administrativas. Creo que acá hay una irregularidad grande que es no haber sancionado a tiempo la Resolución 171 de la Secretaría. Si va a empezar una zafra de langostino tan dinámica y con tanta gente implicada en el trabajo, se deben tener las reglas de juego claras antes, no ir viendo qué hacemos mientras tanto. Vamos a pedir una auditoría de todas las actas que han hecho los inspectores para saber si se hicieron los sumarios.

Fuente: Revista Puerto

No hay comentarios