El Consejo Federal Pesquero cómplice de la pesca ilegal del buque José Américo

Juan Manuel Bosch y sus pares del CFP siguen esquivando explicar por qué el José Américo pesca langostino.

El CFP evitó hablar del José Américo

A pesar de que la nota presentada por CAPeCA y CAPIP pidiendo explicaciones sobre el ilegal despacho a la pesca del barco de Moscuzza ingresó la semana pasada, el Consejo no tomó vista. Se aprobó el Informe de Gestión 2017 y se hicieron cambios en la política de reformulación para poteros.

El Consejo Federal Pesquero no tomó vista de la nota que presentaron las Cámaras CAPeCA y CAPIP solicitando explicación sobre el despacho a la pesca del barco José Américo que está pescando langostino de forma ilegal en aguas argentinas desde el 25 de mayo. De hacerlo, se hubieran visto obligados a dar una respuesta y actuar en consecuencia con la legislación vigente. Pero en el Acta 15 se decidió pasarlo por alto y se trató  la aprobación del informe de gestión de cuotas del año 2017 que habilita la extinción de cuota y un cambio en la política de reformulación para poteros, entre otros temas administrativos.

Informe de Gestión
En el Acta los Consejeros informaron que analizaron el Informe de Gestión del Régimen de CITC 2017 y los informes complementarios remitidos por la Dirección de Pesca, instruyendo a la Autoridad de Aplicación para que aplique el régimen de extinción por falta de explotación o transferencias temporarias a los titulares de Cuota, quienes deberán ser notificados en los próximos días.

Cambios en la política de explotación de calamar
“Las convocatorias para la presentación de proyectos de pesca de la especie con buques poteros se orientó a preservar la cantidad de buques operativos, que durante varios años se mantuvo por encima de un centenar. En los últimos años esta cantidad ha declinado, y se ha verificado una reducción de la participación de la flota nacional en las capturas totales en el área de distribución de la especie, junto con el incremento de buques de bandera extranjera en el área adyacente a la zona económica exclusiva”, indicaron los consejeros.

“Estas circunstancias desaconsejan la aplicación de la política de reducción de unidades que el CFP aplica para otras pesquerías que se encuentran en una situación de plena explotación. Se estima conveniente contar con una flota adecuada para tener una mayor presencia en el área adyacente a la zona económica exclusiva argentina, para continuar con la política de nacionalización de la captura de la especie calamar fijada por el CFP desde los primeros años de su funcionamiento”, agregaron.

“Teniendo en cuenta los antecedentes reseñados, los objetivos de política pesquera y la planificación de su desarrollo ordenado y sustentable, se considera necesario fijar una política de reformulación de proyectos de pesca, especialmente destinada para los buques con permiso de pesca vigente y autorización de captura exclusiva para la especie calamar, tendiente a la renovación y modernización de la flota y que favorezca, además, la operatoria en el área adyacente”.

“Por ello, se decide por unanimidad establecer, para la reformulación de proyectos de pesca de buques poteros con autorización de captura exclusiva para la especie calamar, su modificación, permitiendo su reemplazo por otra unidad de igual o mayor capacidad de pesca, nueva o de hasta diez años de antigüedad, apta para la operatoria en alta mar, para la cual se deberá tramitar y obtener un permiso de pesca de gran altura, en las condiciones fijadas por el Reglamento de Permisos de Pesca de Gran Altura”.

Cierre total de la pesquería de calamar

Según informó el INIDEP en la primera semana de junio, en las dos semanas anteriores se registró la actividad de un máximo de diez buques poteros operando en los rectángulos 3956 y 3957 y las capturas estuvieron conformadas por individuos pequeños, mayoritariamente inmaduros, correspondientes al Stock Desovante de Primavera. Por esta razón recomendaron el cierre de la pesca en la Unidad de Manejo Norte. Decisión que adoptó la Dirección de Pesca el 11 de junio, dando cierre total a la pesquería de calamar y ordenado el inmediato regreso a puerto de todos los buques pesqueros que se encontraban operando sobre la especie.

Permiso de Gran Altura

Tres empresas solicitaron permiso de Gran Altura para sus buques poteros: Maronti para el Arbumasa XXIX; Baldino para el Mishima Maru N° 8 y Nuevo Viento para un barco con el mismo nombre. Todos fueron aprobados por unanimidad.

Justificación de inactividad

Frigorífico Don Luis solicitó la justificación de inactividad del buque Franco, que realizó su última marea en noviembre de 2016. Pero habiéndose otorgado ya una justificación y al no acreditar con documentación respaldatoria esta nueva prórroga solicitada, los consejeros le indicaron a la Autoridad de Aplicación que le requiera a la solicitante los elementos necesarios antes de volver a dar tratamiento a la justificación.

Fuente: Revista Puerto - Título Pesca Chubut

No hay comentarios