Un 38 % de 175 países están expuestos a niveles de metilmercurio por encima de lo normal

Un estudio publicado en Nature el 30 de abril cuantifica la exposición al metilmercurio (potente neurotóxico) en 175 países. “Las poblaciones del 38% de los 175 países evaluados, principalmente islas y estados en desarrollo, están expuestos a dosis de metilmercurio por encima de los umbrales normales”, afirman los autores, de la Universidad de Montreal. Un ejemplo la Polinesia Francesa ocupa el sexto lugar entre 175 países, con su exposición al mercurio a través de productos de pescado

Los países más expuestos en el  período 2001-2011 son: Maldivas, Kiribati, Islandia, Malasia, Samoa, Polinesia Francesa, Lituania, Japón, Barbados, Corea del Sur, Granada, Vanuatu, Fiji, Santo Tomé y Príncipe, Filipinas y China . En las Maldivas, la tasa es 14 veces el umbral de seguridad de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para el desarrollo fetal de 1,6 μg / kg por semana *. Francia, que ocupa el lugar 55 en 1.8 μg / kg, supera el promedio mundial de 1.7 μg / kg. Las poblaciones ribereñas tropicales cercanas a los sitios mineros, los pueblos árticos tradicionales y los habitantes costeros del sudeste asiático, el Pacífico occidental y el Mediterráneo son los más expuestos.

9/10 de las contribuciones desde atunes, tiburones y pez espada

Las entradas de mercurio en la pesca aumentaron de 1950 a 1991 y luego se estabilizaron en proporción de las capturas totales. Los de las zonas costeras, inicialmente predominantes, han sido superados por la alta mar, que cada vez se explota más. Grandes depredadores con atunes, tiburones, pez espada son los que más nos contaminadn porque al final de la cadena alimentaria, contribuyeron al 88% de las entradas de mercurio desde 1950 hasta 2014 (mientras que suponen el 63% de las capturas).

Los autores recomiendan que se investigue más a fondo el riesgo para la salud de las poblaciones costeras que comen peces, especialmente las mujeres embarazadas y lactantes. En otros adultos, “los beneficios asociados con el consumo de pescado (como la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados omega 3) generalmente superan los riesgos potenciales de la toxicidad del mercurio”.

Nota: La dosis semanal elegible de la OMS para adultos que no están en riesgo es de 3,3 μg / kg. En la práctica, los estados determinan el nivel aceptable de contaminación de los alimentos de acuerdo con estas recomendaciones, hábitos dietéticos pero también problemas económicos. Por ejemplo, en la Unión Europea, el estándar de 0,5 μg de mercurio / g de pescado se duplica para los depredadores grandes porque, de lo contrario, la mayoría sería rechazado.

No hay comentarios