El canon correspondería descontárselo a los marineros por convenio

Este medio se comunicó con varios empresarios de la Flota Amarilla para tratar de profundizar la problemática del canon al langostino para la creación del Fondo Ambiental Pesquero.

Si bien todavía la ley no se encuentra reglamentada, a medida que pasan los días se empieza a entender mas la problemática.

El CCT del SOMU, establece que sus miembros cobran lo que se llama una “remuneración a la parte”, lo que hace que el dueño del barco y sus marineros, sean socios (por decirlo de alguna manera) de la explotación del buque pesquero.

Básicamente, del total producido, se descuentan los impuestos directos de la extracción, los combustibles y lubricantes, y los víveres. Entonces, del valor que se fija por convenio, se descuentan todos esos gastos y surge “el valor parte”

La ley es tan defectuosa que tiene inclusive un total desconocimiento de la presión fiscal que existe sobre la pesca, y lo que es peor, de los Convenios Colectivos de Trabajo que rigen la actividad.

Esa es otra de las explicaciones de la revolución que se produjo en el sector. Los legisladores, engañados por Alfredo "Peludo" Di Filippo, le metieron la mano en el bolsillo a los trabajadores. Y cuando hablamos de “la parte” (remuneración a la parte), está afectando directamente al SOMU, SICONARA y PATRONES, independientemente de que afecta fuertemente a la actividad, lo que alarmó al SUPA.

Sin perjuicio de lo expuesto, existe entre todos los gremios del sector una solidaridad y respeto por el otro, que hace que todos juntos defiendan cualquier ataque. Hoy puede venir por el lado de los marineros, pero mañana pueden venir por el SUPA

Respecto a los pasivos ambientales y la reparación de los mismos con este FAP, el problema es mayor. Como la ley busca castigar a los barcos (hemos repetido hasta el cansancio que la Flota no le permita a Alfredo vender permisos de pesca para su propio beneficio), no guarda relación el pasivo ambiental de cada localidad con el pescado descargado en su puerto.

Es decir, la mayoría de las plantas procesadoras se ubican principalmente en Puerto Madryn, pero el puerto que más descarga en la temporada de verano es Puerto Rawson. Mal podrían estar reparando pasivos ambientales, cuando el mayor pasivo ambiental lo tiene Puerto Madryn, pero el municipio que más recaudaría sería Rawson. Misma situación ocurre con Camarones, que no tiene actualmente planta procesadora en funcionamiento.

En síntesis, una ley de tan solo 7 artículos, tiene defectos por donde se mire. Eso pasa cuando usan la política para direccionar su odio como lo hace Di Filippo y cía.

No hay comentarios