Por presiones del STIA el gobierno aun no otorgó la posesión del buque Promarsa III a Red Chamber

A causa de un nuevo reclamo sindical se sigue dilatando la reparación y puesta en marcha del barco de la ex Alpesca que Red Chamber quiere sacar a navegar en la próxima temporada de langostino en aguas nacionales.

Aunque hace más de un mes están dadas las condiciones legales y administrativas para que Red Chamber lleve a reparar el Promarsa III desde Madryn hacia un astillero de Mar del Plata, ante un nuevo reclamo del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación la empresa aún no pudo concretar la toma de posesión del buque que debía otorgarle el gobierno de la provincia.

La dilación se da por un nuevo reclamo del STIA que exige que por la toma de posesión del tangonero, que recién saldrá a navegar a finales de  este año, se incorporen ahora 50 trabajadores permanentes. Cabe recordar que se trata de un barco que congela el langostino en alta mar, por lo cual no corresponde contratar personal destinado a la planta procesadora.

La presión del gremio provocó que la Secretaría de Pesca diera marcha atrás con la entrega legal del buque a Red Chamber y solicitara que antes se “asegure la paz social”, retrasando nuevamente la reparación y puesta en marcha de un barco que podría generar nuevos puestos de trabajo entre personal embarcado de la ex Alpesca.

Desde la empresa sostienen que ni en el primer contrato celebrado con el Estado del Chubut en 2014, ni el acuerdo firmado en septiembre del año pasado con el gobernador Mario Das Neves y tampoco la última adenda rubricada por Arcioni contemplan que un barco que congela la materia prima a bordo, deba contratar empleados en tierra para su planta procesadora.

Red Chamber alega que cumplió con creces la obligación que pauta la cantidad de personas que deben ser empleadas por cada permiso de pesca provincial que explota la empresa, ya que su nómina actual de empleados supera los 350 puestos de trabajo efectivos. 

NUEVO BLOQUEO A LA PLANTA 

Como parte de su reclamo, el miércoles 28 de marzo el STIA volvió a bloquear el ingreso a la planta que Red Chamber posee en el Parque Industrial Pesquero de Puerto Madryn, que permanece sitiada hasta ahora. 

La medida de fuerza se suma a la que el gremio efectivizó el mes pasado cuando al violar la conciliación obligatoria impidió la entrada de camiones con cajones de langostinos, los que debieron tirarse a la basura. 

Este accionar ilegítimo disminuyó los ingresos económicos del resto del personal por la falta de materia prima para elaborar y generó una pérdida importante a la empresa por falta de producción, haciendo que no pueda cumplir con sus compromisos comerciales.

No hay comentarios