Dimes y diretes sobre Red Chamber


En las recientes declaraciones de Oscar Hughes del STIA en una FM local, se denunció nuevos incumplimientos por parte de la empresa Red Chamber Argentina SA para con el sindicato STIA.

Sin embargo, este medio siempre ha elegido el estilo de informar con la verdad, que busca transmitir la noticia de tipo objetiva respaldada con la documentación respectiva.

Tenemos un profundo respeto hacia la actividad sindical en general, y en particular con el STIA, quienes a lo largo del tiempo han conseguido grandes conquistas laborales para con sus afiliados.

Lo que no se alcanza a entender y es algo preocupante, es porque siguen hablando de Alpesca y la nómina de trabajadores a incorporar, cuando tristemente ALPESCA ya no existe. Ese capitulo terminó y se abre uno nuevo, que se pudo materializar con éxito: RED CHAMBER.

Lo cierto y lo único verídico es lo que dice el contrato. Ese es el compromiso real que asumieron todas las partes (Empresa, Gobierno y Sindicato) y que deben cumplir.

En el contrato madre (EL CONTRATO), Red Chamber se obligó a contratar 50 trabajadores efectivos por cada permiso de flota amarilla que le otorguen. Si actualmente Red Chamber esta trabajando con 5 permisos, su obligación debería ser la de contratar 250 personas. Esa es una obligación y se debe cumplir. 

Cuando esta tarde le pedimos a Red Chamber los Formularios 931 de Declaración de personal, nos encontramos con la sorpresa de que tenia casi 350 trabajadores efectivos y de planta permanente, lo que nos resultó llamativo (imaginábamos incumplimientos).

Paralelamente, pedimos las altas y algún documento respaldatorio del conflicto que hay entorno a los trabajadores eventuales. Mas grande fue aun la sorpresa cuando nos encontramos con una adenda al contrato principal en donde se comprometía Red Chamber a tomar 15 trabajadores eventuales y tomó mas de 50 (ver contrato adjunto).

No se entiende el espíritu del reclamo del STIA ni sus fundamentaciones. Solo hablemos de responsabilidades. La historia de Alpesca ha sido muy triste para esta provincia, al igual que Barillari y Harengus. En este caso, apareció una salvadora; una empresa que tiene derechos y obligaciones y entre todos debemos acompañar. 

Invitamos al STIA a que se contacte con este medio y por supuesto pueda usar su derecho a réplica, que pueda aportar documentación y efectuar las denuncias que considere pertinentes. Eso si, que los reclamos sean documentados para trabajar con responsabilidad y entre todos construir paz social.

No hay comentarios