Muere 97 % del langostino blanco en Carolina del Sur por el frío extremo

Alrededor del 97 % de la población de langostino blanco de las aguas de Carolina del Sur fue afectada por la ola de frío de enero y 21 días consecutivos con temperaturas del agua de 48 ° F (8,9 °C) o más bajas, informó el Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur.

"Sabemos por experiencia que cuando tenemos temperaturas del agua por debajo de 47 ° F, tenemos mortalidad de nuestro langostino blanco. Estuvimos cerca de 42 °F este año durante un par de semanas, así que hemos confirmado que tuvimos algo de mortalidad ", dijo David Whitaker, subdirector adjunto del Departamento de Recursos Naturales del estado.

De hecho, solo el 2 o 3 % de la población logró sobrevivir, situación que tendrá un impacto a partir de esta primavera.

Sin embargo, Whitaker destacó que el langostino café no suele resultar afectado por el clima frío, lo que es alentador para los langostineros.

Los animales que se alimentan de langostino blanco tampoco se verán afectados porque las congelaciones invernales los mantienen alejados del área.

"Perdimos trucha marinas por el congelamiento de invierno y algo de tambor, por lo que esas poblaciones también han disminuido. Si no se hubieran reducido, la falta de comida ciertamente sería una preocupación", señaló Whitaker.

Representantes del sector señalan que el impacto de la congelación del agua podría significar un retraso en la temporada comercial de langostino, que suele desarrollarse entre mayo y junio, aunque las fechas de 2018 aún no se han fijado oficialmente.

La buena noticia es que los funcionarios locales dicen que el langostino blanco por lo general puede recuperarse rápidamente.

"Este fue un golpe de frío bastante excepcional", recalcó Mel Bell, director de la Oficina de Administración Pesquera del Departamento de Recursos Naturales. "Sabemos por experiencias pasadas, porque sucedió muchas veces antes, que cada vez que tenemos un invierno frío y el agua cae por debajo de los 48 grados, cuando uno tiene eso, comenzamos a ver que muere el langostino. Lo que sucedió este año en particular fue que cayó muy rápido", agregó.

"Afortunadamente, una cantidad suficiente de langostinos se alejó de la costa hacia aguas más profundas, que estaban un poco más templadas, y lograron atravesar el invierno, se desplazaron hacia al sur y volverán a desovar", concluyó.

No hay comentarios