¿Cómo mejoramos la cadena de valor de la pesca en la UE?

Proyecto de informe del Comité de Pesca del PE

No es ninguna novedad mencionar que la UE es el mayor comercializador de productos de la pesca y de la acuicultura del mundo en términos de valor. En 2015, los consumidores europeos gastaron 54.000 millones de euros en productos de la pesca y acuicultura, alcanzando la mayor cifra jamás registrada. En 2014, el valor de los productos desembarcados en la UE fue de 7.300 millones de euros, un 8% más que la media de la década. Los desembarcos comunitarios supusieron en volumen 4,5 millones de toneladas, alcanzando el pico de los últimos 7 años. Son algunos de los datos incluidos en el proyecto de informe sobre la optimización de la cadena de valor en el sector pesquero de la UE, defendido en la Comisión de Pesca del PE por la socialista Clara Aguilera.

Pero, a pesar de estas cifras, el sector pesquero afronta retos “cada día más difíciles”. La situación de los stocks, el incremento de los gastos y las variaciones de consumos como el combustible; las variaciones en las cuotas de pesca; o la competencia que suponen las importaciones de terceros países, son algunos de ellos. En este contexto, la socialista considera que “analizar los puntos clave de la cadena de valor de los productos pesqueros puede hacer que los pescadores y lo productores retengan una buena parte del valor”. Así, la optimización de estos procesos puede contribuir a sacarle más partido al producto y a revitalizar la economía de las comunidades pesqueras locales. “Es interesante realizar este análisis dado que el producto de la pesca extractiva es cada vez más escaso debido a la tendencia en declive de la actividad, por lo que conviene sacarle el máximo partido”, indica el informe difundido por el Comité de Pesca del PE.

Por todo ello, los europarlamentarios piden a la Comisión y a los Estamos, junto a las autoridades regionales, que se pongan en marcha grupos de expertos con el objetivo de “analizar y proponer medidas correctoras en relación con la utilización de los fondos del FEMP”. Se reclama también la eliminación de las trabas burocráticas a la creación de las Organizaciones de Productores, que se las empodere y que se les facilite el acceso a las líneas de financiación. También sería importante en términos de empleo, especialmente para fijar población en estas comunidades, atraer gente joven y formada y que el sector sea atractivo para este segmento de población, apunta. “Al mismo tiempo, el sector se beneficiaría de tener a profesionales con la formación adecuada para mejorar en innovación”, indica el informe.

IMPORTACIONES Y PESCA ILEGAL

Con relación a las importaciones, el proyecto de informe urge a la Comisión a que incluya una cláusula en los acuerdos comerciales con terceros países para cumplan con “los estándares de calidad de la UE, de forma que se exija que las importaciones cumplan las mismas normas que los productos pesqueros de la UE”.

Otras medidas para mejorar la cadena de valor sería apostar por la regionalización y una diferenciación; el fomento de organizaciones interprofesionales, así como organizaciones de productores y asociaciones de organizaciones de productores a escala transnacional; o que se diseñen las bases de un futuro programa europeo de apoyo a la pesca artesanal que ayude a mejorar la sostenibilidad medioambiental y socioeconómica del sector pesquero en la UE, que permita una “identificación, diferenciación y valorización de los productos procedentes de la pesca artesanal para fomentar su consumo”, indica el documento.

No hay comentarios