Subsidios a la pesca trepan a u$s 35.000 millones anuales

Rashid Sumaila

Durante el acto de clausura de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (MC11), Susana Malcorra, presidenta de la cumbre y ex canciller argentina, destacó el haber acordado un cronograma de trabajo para continuar la negociación sobre la eliminación de los subsidios a la pesca ilegal.

"Hemos acordado en avanzar en el tema de la pesca, que se encontraba congelado hace más de 15 años, por eso la de Buenos Aires será recordada como la conferencia de la pesca", señaló Malcorra en referencia a la hoja de ruta que se seguirá en este tema tras la Cumbre de Buenos Aires.

Las negociaciones no fueron fáciles y eso explica el moderado resultado que se obtuvo en el combate a los subsidios a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU), que según los especialistas incentiva la sobrexplotación.

Durante la negociación, la comisaria de Comercio de la Comisión Europea, Cecilia Malmström, se quejó vía Twitter de que "los miembros ni siquiera pueden acordar dejar de subsidiar a la pesca ilegal. Horrible". Si bien se cuidó de dar nombres, Malmström atribuyó los magros resultados al "comportamiento destructivo de varios países grandes". La principal oposición al acuerdo estuvo liderada por China e India.

Los últimos datos indican que el monto de subsidios que otorgan los países a empresas pesqueras ronda los u$s 35.000 millones anuales, un tercio de los más de u$s 100.000 millones por año que mueve la actividad pesquera en todo el mundo. Sin embargo, los especialistas reconocen que hay "subsidios buenos (para investigación) y malos (para incentivar la sobrepesca)".

"Si usted toma los u$s 35.000 millones de subsidios y trata de determinar cuánto va a los pequeños productores pesqueros y cuántos a los grandes, sólo el 16% va a los pequeños, todo el resto va a las grandes compañías pesqueras", señaló a El Cronista, el nigeriano Rashid Sumaila, director de la Unidad de Investigaciones de Economía Pesquera de la Universidad de British Columbia, Canadá.

Sumaila participó del simposio del Centro Internacional para el Comercio y el Desarrollo Sostenible que se realizó en paralelo a la Cumbre de la OMC, la semana pasada, y allí consideró que son los países desarrollados los que destinan importantes recursos en subsidios. Así, explica que un pescador en el mundo desarrollado recibe siete veces más subsidios que un pescador oriundo de naciones en desarrollo.

No hay comentarios