Luego del hundimiento del ARA San Juan, Argentina se pone en contra de la pesca ilegal en el atlántico sur

Las Naciones Unidas le pidieron a la Organización Mundial de Comercio (OMC) que sancione a aquellos países que subsidien a la pesca ilegal en aguas internacionales y de la que Argentina, organizador de la XI Conferencia Ministerial de la OMC es uno de los principales damnificados.

La pesca ilegal en aguas internacionales, además de depredación, genera problemas humanitarios por los trabajadores esclavos que trabajan en las embarcaciones ilegales.

La pesca ilegal, mueve anualmente más de 20.000 millones de dólares al año, de los cuales no menos de 1.000 millones de dólares salen de aguas del Atlántico Patagónico, pesca que es capturada por buques de España, China, Corea del Sur y Taiwán.

Es además conocida la actuación de los armadores chinos que cuando sus buques son capturados pescando ilegalmente y son traídos a puertos argentinos, abandonan tripulaciones y buques sin asumir ninguna responsabilidad.

Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn pueden dar fé de esta realidad y de la falta de un reclamo del gobierno argentino acorde con la gravedad estos hechos y abandono de personas o buques.



No hay comentarios