ESTIBADORES DE CALETA PAULA SE NIEGAN A FIRMAR UN ACUERDO CON CONARPESA

Por la migración del recurso langostino hacia el norte la empresa comenzó operar en Puerto Madryn, ahora hacia el final de la zafra, el presidente de la compañía, Fernando Álvarez les ofreció el regreso de todas las embarcaciones para la última descarga a cambio de que no haya piquetes, pero los portuarios le dijeron; “No Gracias”.

Un momento por demás complicado es el que les toca vivir a los trabajadores de Caleta Paula, quienes le reclaman a la Provincia un subsidio de 8 mil pesos para solventarse tras la fuga masiva de los buques de Conarpesa hacia el norte. Ayer luego del desalojo ordenado por la Justicia los trabajadores volvieron a cargar contra el Secretario de Pesca, Alexis Quintana, a quien acusan de “no saber presionar a las empresas”, ignorando acaso que el recurso langostino se pesca en aguas nacionales y es poco y nada lo que puede hacer el funcionario ante este panorama.

De todos modos la Provincia trató de negociar por el retorno de los barcos pero la empresa solicita como garantía la firma de un acuerdo para que no haya piquetes que los obreros se niegan a firmar aduciendo que se trata un papel sin validez que no les otorga ningún beneficio

“Nos da lo mismo que Conarpesa traiga o no los barcos, no le vemos el beneficio porque la temporada ya se termina y amarrados en el muelle sólo es trabajo para los marineros que son los que hacen los mantenimientos y los pintan a nosotros no nos dejan hacer ninguna changa ahí”, señaló un trabajador portuario en diálogo con Mar&Pesca.

El estibador indicó que el subsidio que les da la Provincia es de 5 mil pesos y solo por tres meses. “No alcanza para nada y lo peor es que va a llegar enero y vamos a estar haciendo piquetes de nuevo. Nosotros queremos trabajar pero los barcos no volvieron más, Conarpesa  se los llevó en agosto y nos quedamos sin trabajo desde entonces , reclamamos pero Quintana nos mintió”, señaló el trabajador  por último al detallar la situación.

No hay comentarios