A cuatro meses del Repunte, pedirán al juez que sea reflotado

Familiares del pesquero marcharon el sábado en Mar del Plata. “La lucha está más viva que nunca”, aseguraron. Cambio en el recorrido habitual.

Los familiares de los tripulantes fallecidos y desaparecidos del pesquero “Repunte” que el sábado por la tarde peregrinaron por las calles del puerto marplatense, otra vez pusieron en gritos y llantos su reclamo de justicia.

La movilización a cuatro meses del naufragio fue la que tuvo menos acompañamiento de todas las que el grupo ha organizado para exigir justicia, que se sepan las causas del hundimiento y, sobre todo, se mantenga viva la memoria de los tres trabajadores fallecidos y los siete que no pudieron ser localizados, ahora que se oficializó que Prefectura ya no los busca más.

Pero no solo faltó el respaldo del resto de los trabajadores portuarios, que poco a poco se fue perdiendo con el correr de los días, sino que llamó la atención que ni siquiera hubo representantes de todas las familias de las víctimas presentes.

Bajo la consigna de #NingúnHundimientoMas se cobijaron familiares de otras víctimas de naufragios que han quedado impunes o de empresas que no han estado a la altura de las circunstancias y no pagaron la indemnización correspondiente.

Ahí estaba Mercedes Sanhueza, esposa de Marcelo Lográn, desaparecido a bordo del Mar del Chubut en febrero de 2011, contenta porque pudo viajar a Rawson, reactivar la causa y que la empresa armadora asuma su responsabilidad y pague lo que le corresponde. Más de seis años después.

También acompañaron Ángel Pardo, hermano de Pablo, engrasador del San Antonino, quien contó que su padre había podido ser querellante y ya tenía la causa casi completa. Y también Ayelén García, esposa de Nahuel Sarasola, marinero del costero “Atlántida”, que todavía pide justicia desde hace más de 8 años.

“Esta vez no vamos a ir hacia Prefectura ni vamos a terminar en la Banquina”, les dijo Gabriela Sánchez, hermana del Capitán, al grupo reunido al pie del Monumento al Pescador, en Av. de los Trabajadores y 12 de Octubre. Vestidos con las camisetas blancas que recuerdan a todas las víctimas, algunos desplegaban banderas y otros fijaban carteles para hacerlos más visibles.

La marcha tomó la Avenida de los Trabajadores hacia el norte y dobló en Juan B. Justo para caminar hacia la izquierda. “Vamos a sacarnos la foto todos juntos con el mural que pintaron los chicos del jardín” dijo Gabriela en referencia al Municipal 17, en Carlos Pellegrini al 4900.

“La lucha está más viva que nunca”, dice Gabriela con el megáfono. Apenas pasadas las tres y media de la tarde, con el sol peleando entre las nubes, el barrio San Carlos duerme la siesta. El grupo despliega la bandera argentina y posa delante del Repunte eternizado en el pincel de los hermanos Roura. Ya no está el camarógrafo de Canal 8. 

“Queremos que el barco sea reflotado para que se sepan las causas verdaderas”, dice Gabriela. El planteo será presentado en la causa en los próximos días. Los familiares reconocen que se trata de una maniobra compleja y costosa pero que “se puede realizar si existe una decisión política de conocer la verdad”.

No hay comentarios