En abril del 2018 la industria pesquera no volcará más efluentes al Golfo Nuevo

Buscan solucionar definitivamente la contaminación del mar.

El Gobierno Provincial trabaja en conjunto con el municipio de Puerto Madryn para resolver definitivamente la problemática. El plan de trabajo con el sector estipula que en un lapso de 6 meses se instalarán plantas de tratamiento.Buscan solucionar definitivamente la contaminación del mar.

El Gobierno Provincial junto al Estado municipal de Puerto Madryn están trabajando en procura de resolver definitivamente el problema de los vuelcos de los líquidos de las plantas pesqueras al Golfo Nuevo.

“Hace más de 30 años que la industria pesquera vuelca los efluentes líquidos en el Golfo, otros en los cuencos municipales”, dijo Ignacio Agulleiro, ministro de Ambiente de la provincia que remarcó “todo esto se tiene que resolver y hay tecnología que para la industria pesquera no conlleva una gran inversión y que lograría un agua de riego y evitar que se tire al mar”.

En el caso de las plantas radicadas en el parque industrial liviano se está trabajando con la comuna para poder habilitarles un cuenco donde realizar el vuelco de esos líquidos para ser utilizados en riego como agua de reuso.

“El tratamiento que se logra con estas aguas es de muy buena calidad para el riego”, dijo el funcionario provincial, al tiempo que recalcó que “ese volumen de agua se reuse para otros fines. Esto tiene que ser un beneficio para la región”.

El ministro de Ambiente reconoció que el sector privado comprendió esta política porque varias empresas han comenzado a invertir en la instalación o adecuación de sus plantas de reuso.

“P&Q, IanFish, SMS están avanzando en la instalación de una planta” dijo Agulleiro, así como Greciamar, Congeladores Patagónicos “entendieron que hay que avanzar. La cuestión ambiental no es política sino que hay que ser responsable para avanzar en una solución definitiva y responsable”.

Desde la conducción provincial se estableció que “hay una decisión política de resolver este tema. El decreto de vuelcos preveía que hace un mes y medio las industrias debían presentar un informe sobre qué tipo de efluentes volcaban. Después tenían que presentar un acuerdo de adecuación que debe referir a aquello que hará la industria para resolver el problema”. En este sentido, Agulleiro aclaró que “hemos resuelto y comunicado a la industria pesquera que tiene 6 meses para resolver el problema y en 15 días presentarnos una propuesta de adecuación con documentación fehaciente que ya se inició este trabajo”. Asimismo, el funcionario provincial aventuró que “en abril del 2018 ninguna planta pesquera tiene que estar generando un perjuicio”.

Dentro del plan de acción que se ha fijado la cartera ambiental de la provincia es que la totalidad de las plantas pesqueras cuenten con su propia planta de tratamiento de efluentes, valiéndose de la tecnología existente.

El funcionario provincial indicó que “Greciamar ya instaló la primera planta y sale con una calidad óptima para el riego como si fuera potable” acotando que “es un proceso no muy costoso para llevarlo adelante”. El dinero invertido alcanzaría los 4 millones de pesos para montar la planta que permite el reuso del agua generado en el procesamiento del pescado que “para el volumen de producción y facturación que tiene la industria no es difícil de alcanzar”, dijo el funcionario chubutense.

En este contexto, lamentó que durante tres décadas la comunidad se haya acostumbrado a convivir con este inconveniente que afecta los bienes públicos como el caso del Golfo Nuevo. “La decisión política está y las pesqueras demostraron seriedad y responsabilidad para avanzar en este sentido”, dijo el funcionario provincial, quien aclaró que esta misma línea de trabajo se aplicará en Puerto Madryn, Rawson y Comodoro Rivadavia.

No hay comentarios